Vacuna contra el sarampión
Una persona es vacunada contra el sarampión. ARCHIVO

Un total de 41.000 casos de sarampión en adultos y niños se han registrado en el primer semestre de 2018 en Europa, la mayor cifra datada en cualquier año de esta década, según informó este lunes la oficina europea de la Organización Mundial de la Salud.

Hasta el momento, el dato más alto se alcanzó el año pasado, cuando se registraron 23.927 casos, y la cifra más baja, en 2016, con 5.273. El informe realizado refleja 37 muertes por sarampión en lo que va de año, con Serbia con 14 casos como el más afectado.

Siete países de la Región Europea de la OMS han sufrido al menos 1.000 infecciones en niños y adultos este año, entre ellos, Francia, Georgia, Grecia, Italia, Rusia, Serbia y Ucrania. Este último estado ha sido el más afectado, con más de 23.000 personas infectadas, lo que representa más de la mitad del total regional.

Mediante un comunicado, la directora regional de la OMS, Zsuzsanna Jakab, calificó la situación como "dramática" e hizo un llamamiento a todos los países de la zona europea para adoptar "medidas apropiadas al contexto para evitar que la enfermedad se propague aún más".

Según la última evaluación de la Comisión Europea de Verificación Regional para la Eliminación del Sarampión y la Rubéola (RVC), 43 de los 53 estados miembros de la Región han interrumpido la propagación endémica del sarampión y 42 han conseguido frenar la rubéola, según los informes de 2017.

La Comisión ha expresado "su preocupación sobre la vigilancia inadecuada de la enfermedad y la baja cobertura de inmunización en algunos países".

Fácil de contagiar

La OMS resaltó que el virus del sarampión es "excepcionalmente contagioso" y se propaga con rapidez entre individuos susceptibles de adquirir la enfermedad.

Para prevenir los brotes, se necesita al menos el 95% de la cobertura de inmunización con 2 dosis de la vacuna que contiene sarampión en cada país y cada año, así como tratar de llegar a los niños, adolescentes y adultos que omitieron la vacunación rutinaria en el pasado.

Aunque la cobertura con la vacuna aumentó en el último año del 88 % al 90 % de niños elegibles, existen aún grandes diferencias a nivel local. La organización alertó de la diferencia entre comunidades, en algunas de ellas llega al 95%, y en otras queda por debajo del 70%.