Anahí Berneri, con su Concha de Plata a la Mejor Dirección en el Festival de San Sebastián 2017.
Anahí Berneri, con su Concha de Plata a la Mejor Dirección en el Festival de San Sebastián 2017. GTRES

El Festival de San Sebastián ha anunciado las seis últimas películas que formarán parte de su sección oficial y los cineastas escogidos son Louis Garrel, Liu Jie, Brillante Mendoza, Peter Strickland, Felix Van Groeningen y la ópera prima de la directora Tuva Novotny.

Novotny, actriz reconocida por sus recientes papeles en Aniquilación y Borg/McEnroe, se une con Blind spot a Claire Denis, Icíar Bollaín, Valeria Sarmiento y Naomi Kawase.

Cinco realizadoras frente a 13 directores que igualan la "mejor" marca del certamen en los últimos 10 años, cuando en 2008 también fueron cinco las directoras seleccionadas para la competición —aunque en aquella ocasión solo fueron 15 películas las seleccionadas—. Esto es solo otra prueba del machismo imperante en las secciones oficiales de los grandes festivales europeos (Berlinale, Cannes, la Mostra y el Zinemaldia).

El certamen, que este año dedicará una retrospectiva a la figura de Muriel Box, dado que consideran "esencial" revisar su cine para reivindicar el "importante papel" de las realizadoras, define la cinta de Novotny como "una historia sobre los puntos ciegos de la mente a través de la relación entre una madre y una hija".

Desde el Festival de San Sebastián aseguraron a este periódico: "Durante el festival firmaremos el Charter for Parity and Inclusion in Cinema, Audiovisual and Animation Festivals [ya firmado por Cannes y Locarno, por ejemplo], un movimiento que promueve la igualdad de género en la industria cinematográfica a través de acciones concretas; por ejemplo, trabajamos para elaborar estadísticas que permitan saber cuántas películas vistas por el comité de selección están dirigidas por mujeres o tienen en su equipo a guionistas, montadoras, compositoras, directoras de fotografía o productoras ejecutivas y qué porcentaje de éstas se incluyen en las diferentes secciones".

El resto de nuevos aspirantes a la Concha de Oro donostiarra son L'homme fidèle, de Louis Garrel; Baby, de Liu Jie; Alpha, the Right to Kill, de Brillante Mendoza; In Fabric, de Peter Strickland, y Beautiful Boy, de Felix Van Groeningen.

Estas producciones se suman a los últimos trabajos de Simon Jaquemet, Kim Jee-woon, Benjamín Naishtat, Markus Schleinzer, Juan Vera y los españoles Carlos Vermut, Rodrigo Sorogoyen e Isaki Lacuesta (amén de las directoras antes mencionadas) en la competición por los premios oficiales del festival, cuya 66ª edición se celebrará del 21 al 29 de septiembre.

Las nuevas cintas seleccionadas

El actor y director parisino Louis Garrel estará en San Sebastián con su segundo largometraje como realizador, después de Les deux amis (2015), que fue seleccionado en la Semana de la Crítica de Cannes. Conocido por sus trabajos de actor con Bertolucci, Bonello, Hazanavicius y Honoré, el propio Garrel protagoniza L'homme fidèle, junto a Laetitia Casta y Lily-Rose Depp.

Por su parte, el realizador filipino Brillante Mendoza, conocido por sus filmes a competición en festivales como Cannes, Berlín y Venecia, aspirará por primera vez a los galardones de Donostia con Alpha: The Right to Kill, una cinta en torno a una ofensiva del Gobierno filipino contra las drogas.

El británico Peter Strickland, convertido en autor de culto sólo con tres películas en su haber, la última de las cuales ha sido la más celebrada, The Duke of Burgundy (2014), acude al certamen de San Sebastián con su cuarto largometraje, In Fabric, una ficción que recorre el itinerario de un vestido maldito que pasa de mano en mano.

Beautiful Boy es el primer filme que rueda en inglés el belga Felix Van Groeningen, quien se hizo mundialmente conocido por Alabama Monroe (2013), que fue nominada al Óscar a la mejor película extranjera.

En esta nueva película, Van Groeningen se basa en una historia real de lucha de un padre por sacar a su hijo de las drogas, para lo que ha contado con la interpretación de Steve Carell y Timothée Chamalet.

Por último, el cineasta chino Liu Jie aborda en Baby la historia de una joven de 19 años que quiere salvar a una niña enferma en medio del control de natalidad impuesto por el Gobierno chino.