Los hechos tuvieron lugar a finales del pasado mes de julio. Los detenidos accedieron a la parcela aprovechando que su propietario llevaba varios días ausente, forzando para ello la alambrada perimetral en la que practicaron un corte, así como en la cadena que cierra la puerta de acceso.

Una vez en el interior, sustrajeron diversos efectos que cargaron en un vehículo, entre ellos un brazo de arado, ha informado la Policía Nacional en nota de prensa.

Las investigaciones realizadas por los agentes condujeron a identificar, localizar y detener a los dos presuntos autores, quienes habían vendido parte de los efectos en una empresa de recuperación de metales y que resultaron ser dos varones unidos por vínculos familiares y residentes en el cercano poblado chabolista del Cerro de los Palos.

Consulta aquí más noticias de Toledo.