Sello de Correos dedicado a Eduardo Arroyo
El pintor Eduardo Arroyo junto al presidente de Correos, Juan Manuel Serrano, durante la presentación del sello que recoge una de las obras del artista, de su serie 'Parmi les peintres'. J. P. GANDUL / EFE

El artista madrileño Eduardo Arroyo, víctima de "la desgracia del exilio franquista", ha tenido una trayectoria profesional y vital "admirable", razón por la que Correos ha creado un sello con una de sus obras del conjunto Parmi les peintres, que pasa a formar parte de su serie dedicada al arte contemporáneo.

"Es un reconocimiento que se merece el arte español. Eduardo es el propulsor del estilo de figuración narrativa que marcó una época. También, por sus años de esfuerzo desde fuera del país hacia dentro de España. Ejemplos de trayectoria como el suyo hay pocos", ha explicado Juan Manuel Serrano en su primera presentación como presidente de Correos.

Dos "mafiosos" con sombrero y traje que se miran fijamente, con la cara pixelada en un mosaico de colores vivos, son los protagonistas del sello (con valor facial de 5 euros y tirada de 180.000 ejemplares) que homenajea al polifacético Arroyo (1937), pintor, escultor, dibujante y grabador.

Nacido durante la Guerra Civil y educado en el Madrid de posguerra, Eduardo Arroyo es considerado uno de los principales exponentes la Nueva Figuración o Figuración narrativa en Europa, un movimiento de renovación que apostaba por el uso de la figura, con influencias del arte pop, y una enorme carga crítica en su discurso.

Un icono crítico que vivió en el exilio

La temática de gran parte de su obra trataba la situación política del país, observada desde un punto de vista irónico y crítico, por lo que se vio obligado a vivir en el exilio en Francia y, ya en 1976, volvió a España a partir de la recuperación de las libertades democráticas. "Lejos quedan esos años donde se clausuraban tus exposiciones. La vida me ha dado la oportunidad de que mi primer acto como presidente sea este, eres un ejemplo para todos nosotros", ha apostillado Serrano.

Arroyo, que apenas ha podido hablar en la presentación debido a "problemas en la voz", ha afirmado que "ha sido una sorpresa" obtener tal reconocimiento, y que esa obra es "muy especial para él" debido a que para él tiene un gran "significado artístico".  "Mi madre le regaló mi colección de sellos a mis sobrinos, ahora puedo empezar otra colección", ha concluido entre risas el artista, "emocionado" por lograr la improbable y "difícil posibilidad" de pasar a la historia.

Este es el último de los homenajes que ha realizado Correos a la pintura contemporánea española desde 1980 y Picasso es el artista que más veces se reproducido en sellos. En el caso de la serie Arte Contemporáneo, iniciada en 2011, la obra de Arroyo estará acompañada por los sellos del pintor Manolo Valdés, el escultor Eduardo Chillida y el fotógrafo Alberto Schommer, entre otros.