Estand contra el machismo
Estand contra el machismo EUROPA PRESS

Las mujeres catalanas que han sufrido algún tipo de violencia machista y que lo han considerado un hecho delictivo se atreven a denunciarlo ahora más que hace seis u ocho años, pero la cifra de las que lo hacen significa aún solo un 26,1% en el año 2016 (una de cada cuatro). Respecto a 2010, las denuncias se han incrementado en un 8,4% (entonces el porcentaje de denuncias fue del 17,7%).

No obstante, tres de cada cuatro mujeres que fueron agredidas no se atrevieron a dar el paso y denunciar lo sucedido. Lo afirma la segunda Enquesta de Violència Masclista a Catalunya, que se ha presentado este lunes en la sede de la Generalitat por parte de la consellera de la Presidència, Elsa Artadi, y el conseller d'Interior, Miquel Buch. Es la segunda encuesta desde la prueba piloto de 2010.

Hasta un 17,6% de las mujeres preguntadas en 2016 mediante entrevistas telefónicas declararon que fueron víctimas de al menos un acto que se puede calificar como violencia machista. En un 2,3% de los casos, aseguraron que los hechos eran de especial gravedad. 

Un 44% de las agredidas por desconocidos temen salir a la calle solas

El estudio diferencia entre mujeres que han sido atacadas por parte de su pareja en el momento de ser encuestadas y las que fueron atacadas por parte de desconocidos. Entre estas últimas, un 56% de las agresiones se dieron en locales de ocio, en espacios públicos o en transportes colectivos. Un 44,3% de las víctimas procuran no salir solas a la calle, especialmente de noche, tras haber sido atacadas, o han introducido cambios en sus hábitos diarios en un 22,5% de los casos.

Dentro de la pareja, hasta un 12,4% de las mujeres han asegurado haber pasado por algún episodio de violencia machista durante la relación sentimental. "Como sociedad nos tendría que alarmar tener estos datos", ha afirmado el conseller Buch, destacando el hecho de que un 44% de las víctimas tengan miedo de salir solas a la calle: "Esto coarta la libertad de las personas y es muy preocupante porque es el agresor el que ha de ser consciente de que está marcando a un ser humano para toda la vida, y esto en una sociedad como la nuestra no nos lo podemos permitir".

Las mujeres no se libran de ser objeto de violencia cuando la pareja deja de serlo. Un 13,9% de las mujeres han pasado por un capítulo de violencia muy grave por parte de una expareja en 2016 y, dentro de la pareja actual, un 27,2% de las mujeres no reconocen haber sido maltratadas.

Casi cuatro de cada cinco catalanas han vivido al menos un episodio de violencia machista

Un 64,4% de las catalanas han experimentado un episodio de violencia machista al menos una vez en la vida y un 12% la sufrieron como casos muy graves antes de los 15 años. Dentro de episodios muy graves el estudio engloba publicar o pedir fotos de contenido sexual a la menor, obligarla a ver pornografía, realizarle tocamientos u obligarla a hacerlos, agredirla física o sexualmente o intentar violarla. Casi la mitad de los agresores de menores de 15 años formaban parte del entorno de conocidos o familiares de la víctima (un 44,4%). 

La encuesta de 2016 introduce como novedad respecto a 2010 la ampliación del estudio a mujeres de 16 a 18 años, a las mayores de 70 años, a las que presentan algún tipo de diversidad funcional, y la amplicación de los hechos delictivos referidos al último año o desde los 15 años de edad. En las definiciones de pareja o expareja se introduce como variable considerarlas como tal a pesar de no haber convidido. Y se han incorporado preguntas para visibilizar la volencia machista sufrida durante la infancia.  

Un 41,4% de mujeres con diversidad funcional verbalizó haber sido víctima de alguna agresión machista a manos de su pareja o expareja.

Por su parte, la consellera Artadi, ha puesto de relieve los "avances" en materia de denuncia gracias "a la sensibilización y la visibilización social" a la que han contribuido recientes campañas en las redes sociales como #metoo y #cuentalo que llenó Twitter de miles de testimonios femeninos de abusos.

Un 3% de los hombres preguntados creen que obligar a su pareja a mantener relaciones no es violencia

La encuesta, en la que ha participado el Ajuntament de Barcelona y la Fundació La Caixa, preguntó a 9.577 mujeres y a 1.378 hombres. A los hombres solo se le sondéo acerca de su opinión, percepciones que en un 5,9% de los casos indican que los encuestados no creen que sea violencia machista impedir a su pareja que hable con otros hombres. Un  3,9% tampoco piensa que sea violencia contra la mujer controlar qué hace y con quién se encuentra y un 3% asegura que obligar a su pareja a mantener relaciones sexuales no se puede considerar violencia machista.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.