Primerísimo plano de un ejemplar de avispa asiática
En la imagen, primerísimo plano de un ejemplar de avispa asiática (Vespa velutina). EFE

La avispa asiática (vespa velutina) lleva ya tres víctimas en estas últimas dos semanas. El último suceso se ha producido en Ourense, donde un hombre de 65 años murió este domingo por la picadura de este insecto.

En total son tres los caso. El pasado sabado fallecía un hombre en Viviero (Lugo) de 44 años por la picadura de la avispa mientras estaba realizando tareas de desbroce. Y la noche del miércoles se le sumaba otra víctima más, un octogenario de la localidad pontevedresa de O Porriño al morir mientras realizaba las mismas tareas, por la picadura de este insecto que desde el año 2010 se extiende de manera imparable por toda España ante el temor de vecinos y apicultores.

¿Cuales son sus rasgos más característicos que la diferencia de la avispa autóctona?

Las avispas velutinas o asiáticas están catalogadas como una especie invasora que llegó a España en 2010 y se aclimatan en un medio ambiente húmedo y suave. Son más grandes que las avíspas autóctonas, tienen el abdomen totalmente negro, sus patas son amarillas y las alas son de color ahumado.

Hacen grandes nidos en zonas urbanas. Se han registrado áreas con uno de estos nidos cada 200 metros, donde pueden llegar a contar con hasta 2.000 ejemplares en cada nido.

¿Qué debemos hacer si nos pica?

Por su tamaño, su pinchazo puede ser muy doloroso, pero según los expertos su picadura no debería ser letal. Solo suponen un riesgo para la vida de las personas cuando se trata de picaduras múltiples, picaduras en una mucosa o en personas con alergia al veneno de este tipo de insectos. En el caso de que nos pique, lo primero es llamar a los servicios sanitarios o acudir al médico para que nos derive, si es necesario, a un servicio de alergología.

Antes de asistir a un especialista, lo que podemos hacer es intentar rascarse lo menos posible la zona afectada, lavarnos con agua y jabón y aplicarnos hielo.

Trampas caseras

Hay colectivos, como los apicultores, que han aplicado métodos por su cuenta y riesgo. La Agrupación Apícola de Galicia recomienda la elaboración de trampas caseras sencillas fabricadas a partir de botellas de plástico. Para ello se corta la parte superior de la botella de plástico y se coloca invertida en el propio cuerpo de la botella. En el tapón se realiza un agujero de tal tamaño que permita la entrada de la avispa. También se puede optar por no cortar la botella y realizar agujeros en la parte superior. En el interior se deja una esponja empapada de líquido atrayente específico para este tipo de insecto.

App para conocerlas mejor

Desde febrero de 2016 cualquier ciudadano, empresa o medio de eliminación puede ayudar a recoger datos sobre la expansión de este tipo de insecto.

Ángel Torralbo Jimenez jefe del proyecto-analista-programador realizó una aplicación móvil para que la sociedad pudiese estar al tanto de la expansión de la avispa asiática, notificar un posible foco de avistamiento o consultar los mapas interactivos. Vespa Velutina se encuentra disponible en Android, web e iOS.

Otra aplicación que podemos consultar es Vespapp, diseñada en la Universitat de les Illes Balears (UIB) y galardoonada con el Premio a la Divulgación de la Sociedad Catalana de Biología.