Incidente en un vuelo de Ryanair
Momento en el que las máscaras de oxígeno de un vuelo de Ryanair han caído tras un descenso súbito de emergencia desde una altura de 11.000 metros. Miomir Todorovic / FACEBOOK

Al menos 33 personas han tenido que ser hospitalizadas después de que el vuelo de Ryanair en el que viajaban tuviera que hacer un descenso súbito de emergencia desde una altura de 11.000 metros por causas todavía bajo investigación.

El vuelo, que partió de Dublin con destino a la ciudad croata de Zadar, acabó efectuando un aterrizaje de emergencia en Frankfurt (Alemania), según recoge el diario alemán Der Spiegel, citando a fuentes policiales.

La Policía alemana ha precisado que los hospitalizados están recibiendo atención médica por "dolores de cabeza, oídos y fuertes náuseas", debido a la caída de la presión en el Boeing 737, que transportaba en ese momento a 189 pasajeros.

Los pasajeros ilesos pasaron la noche en el aeropuerto. "Un avión de reemplazo les llevará probablemente este sábado a su destino", según un portavoz policial.

La siguiente imagen fue compartida por un usuario en Facebook donde cuenta lo vivido: "Apenas oigo por mi oreja derecha. Lo importante es que sobrevivimos".