Copyright
Grafiti que representa el símbolo del copyright. Horia Varlan - FLICKR

El pleno del Parlamento Europeo (PE) rechazó este jueves iniciar las negociaciones de la reforma de la ley europea de Copyright, que aunque pretende mejorar la remuneración de los creadores, ha cosechado críticas de pequeñas plataformas y también gigantes como Google.

Tanto pequeñas plataformas como gigantes de internet habían criticado el fondo y la forma exprés de aprobación de la reforma de la directiva de derechos de autor, que fue rechazada por 318 parlamentarios, frente a 278 que votaron a favor y hubo 31 abstenciones.

Durante los días previos a la votación se ha expandido por las redes sociales una fuerte crítica a las nuevas reglas bajo la etiqueta #saveYourInternet, que se ha centrado en dos artículos concretos, el 11 y el 13. El segundo de ellos obligaría a las plataformas digitales a controlar que los contenidos que comparten los usuarios no infringen derechos de autor.

En concreto, exigía que los "proveedores de servicios de la sociedad de la información" tomen las "medidas adecuadas y proporcionadas" para garantizar "el correcto funcionamiento de los acuerdos alcanzados con los titulares de derechos para el uso de sus obras". 

Por otro lado, el artículo 11 de la directiva otorga el derecho a los medios de comunicación a reclamar compensaciones a aquellas plataformas digitales en las que se compartan sus artículos o fragmentos de los mismos, con el objetivo de que los editores de noticias puedan obtener una remuneración "justa y proporcionada".

Sería, por tanto, de un derecho renunciable que los eurodiputados quieren que se extienda durante veinte años desde la fecha de publicación del artículo. En este punto existía una importante diferencia con la postura de los Estados miembros, puesto que ellos abogan por limitar este derecho a un año.