Una persona conectándose a Internet a través de una tablet.
Una persona conectándose a Internet a través de una tablet. EUROPA PRESS

El Parlamento Europeo se pronuncia este jueves sobre la propuesta de la Comisión Europea para reformar las normas comunitarias sobre derechos de autor.

La proposición no ha pasado desapercibida para muchos, sobre todo por el artículo que obligaría a plataformas como Google, Facebook o Youtube a supervisar los contenidos que sus usuarios publiquen en ellas.

De hecho la cuenta verificada del Parlamento Europeo en Twitter se ha visto obligada a aclarar la directiva a través de un hilo con diferentes tuits explicando las partes más polémicas.

Si los eurodiputados votan a favor, las negociaciones con el Consejo de la Unión Europea podrían comenzar inmediatamente. Sin embargo, si la propuesta no ve la luz verde el inicio de las conversaciones con el Consejo se retrasarían al menos hasta septiembre.

Todo apunta a que la directiva saldrá adelante, pero su ejecución  no será fácil ni tampoco rápida. Cada país miembro deberá trasladar la nueva normativa y acomodarla a las leyes ya vigentes dentro de sus fronteras.

¿Qué supone la aplicación del art. 13?

El famoso artículo 13 de esta propuesta, es el que pasaría más factura al Internet que ahora conocemos. Si entra en vigor, YouTube, Instagram, Twitter y eBay deberán instalar filtros automáticos y algoritmos para evitar que sus usuarios compartan contenidos protegidos por derechos de autor. La finalidad de este artículo, por tanto, es localizar el material que viole las leyes del copyright.

¿Qué es la "tasa Google"?

Las plataformas online y redes sociales no son las únicas a quienes les cambiaría su forma de proceder actualmente. Con el artículo número 11, los medios de comunicación también estarían inmersos en el cambio de política copyright.

Se ha denominado "tasa Google" y consistiría en que las empresas de noticias o medios de comunicación tendrían la posibilidad de reclamar un compensación económica si otros medios enlazan sus informaciones.

¿Qué cambiaría con respecto a la normativa vigente?

Hasta el momento y según las leyes de propiedad intelectual vigentes se puede intervenir judicialmente ante la denuncia del propietario del copyright. Las plataformas online solo pueden borrar contenidos por este motivo solo si el autor de ellos lo denuncia.

Con la nueva normativa no haría falta denunciarlo. La propuesta de la Comisión Europea actuaría como un mecanismo de censura previa.

¿Dónde quedarían los memes?

En principio en España estarían protegidos, de hecho si alguna publicación de este tipo supusiera conflicto, un juez podría sentenciar que la vulneración no existe debido al Derecho de Parodia que existe en nuestro país.

En cambio si la ley de copyright sale adelante, quien revisaría los contenidos sería un filtro informático y no un juez. Se presume, por tanto, que explicar el Derecho de Parodia a un algoritmo programado, para que no termine censurado, sería algo más complicado.

¿Qué pasa con Wikipedia?

Los defensores y ponentes de la nueva normativa han aclarado que a Wikipedia no le afectará ninguno de los artículos que pretenden poner en marcha.

Los eurodiputados, liderados por el cristianodemócrata alemán Axel Boss, quieren desmontar la campaña de noticias falsas: "Nos enfrentamos a una campaña muy malintencionada y cargada de argumentos falsos, como que la futura normativa puede afectar a Wikipedia, una plataforma que se excluye expresamente".

Aun así está plataforma ha decidido iniciar en España, Francia o Italia una campaña en contra de la ley propuesta. "En lugar de actualizar las leyes de derechos de autor en Europa y promover la participación de toda la ciudadanía en la sociedad de la información, la directiva amenazaría la libertad en línea e impondría nuevos filtros, barreras y restricciones para acceder a la web", señala un comunicado de Wikipedia que aparece al tratar de acceder a una de esas tres versiones de esta enciclopedia libre.