Los malos olores aún darán la lata durante más tiempo a los vecinos de la depuradora del Lagares. Y es que los temas de saneamiento en Vigo son como las cosas de palacio, que van despacio. Las obras de la nueva depuradora continúan sin fecha, aunque, eso sí, se han marcado nuevos plazos para los pasos previos.

Estos días se atan los flecos del anteproyecto de la futura infraestructura y está previsto que llegue a manos del Concello y de la Consellería de Medio Ambiente a finales del mes de febrero. A patir de ese momento empieza el examen de la administración, ya que ambos organismos se han marcado un plazo de entre 40 y 45 días para estudiar el plan. De este modo, entre marzo y abril será la exposición pública y los ciudadanos sabrán por fin la solución que se quiere dar a los problemas de saneamiento en la ría.

Flecos pendientes

Sobre si la nueva infraestructura irá bajo tierra o no, nada se sabe. Para el conselleiro de Medio Ambiente, Francisco Vázquez, lo principal es «garantizar el saneamiento de la ría y la calidad medioambiental, que sea soterrado o no es algo secundario, pero si se puede hacer, mejor».

Aunque se desconoce cuándo será el inicio de las obras, lo que sí está claro es que se necesita más espacio del que dispone la actual depuradora. La ampliación del terreno en la Xunqueira do Lagares deberá respetar tanto el humedal de enfrente como el dominio marítimo-terrestre. Mientras duren las obras habrá unos meses de paralización total del servicio de depuración de las aguas. Además, los presupuestos meten prisa, ya que los 180 millones de euros pactados para el proyecto de la obra definitiva deben consumirse antes de que finalice el 2008.

Por otra parte, una vez construida la nueva depuradora saldrá más cara en lo que a gestión se refiere, ya que la futura infraestructura necesitará una plantilla mayor.

Nuevos proyectos

Más agua: Para garantizar el abastecimiento de agua en Vigo se plantean dos opciones: un tercer embalse en Eiras o trasvasar agua del Miño.

Un plan para el zoo: En un mes se presentará un plan para revitalizar el zoo.

Rutas verdes: Se van a habilitar las rutas verdes de los alrededores para practicar senderismo.

La sede, el Cambón: El próximo mes se presentará el proyecto de adpaptación del Edificio Cambón para habilitarlo como sede del Parque Nacional de las Islas Atlánticas.