Los jóvenes en el mercado laboral
Los jóvenes en el mercado laboral INFOJOBS

Fue la media estrella de la reforma laboral de 2012 y la apuesta del Gobierno del PP para relanzar el emprendimiento ante las dificultades que atravesaba en España la contratación por cuenta ajena. Lo llamaron contrato de apoyo a emprendedores (C.A.E.) y su objetivo era que jóvenes y mayores de 45 años —los parados con una integración laboral más dificultosa— accediesen a un empleo fijo gracias a este contrato que bonificaba las cotizaciones sociales del empresario.

Pero su recorrido ha sido pedregoso. Los sindicatos y sus críticos lo califican de "contrato fijo precario" porque sí, son indefinidos y como tal figuran en las cifras de Empleo, pero permiten al empresario despedir al contratado bajo esta modalidad a los 12 meses sin ningún tipo de explicación ni de indemnización.

El nuevo Ejecutivo socialista ha dicho que basta. La nueva secretaria de Estado de Empleo, Yolanda Valdeolivas, ha anunciado este martes durante la presentación de los datos del paro de junio que "la derogación de este contrato está en la agenda del Gobierno" porque, dice, ni les gusta, "ni ha funcionado para reducir la tasa de temporalidad, ha introducido precariedad y no ha influido para reducir la dualidad de nuestro mercado de trabajo".

"Este contrato no se puede considerar indefinido si está sometido a un período de prueba de un año con libertad de desestimiento por parte del empleador", critica la nueva responsable de Empleo a las órdenes de la ministra Magdalena Valerio. "Es un contrato que se puede estar utilizando para torcer un principio de nuestro sistema, que es no incentivar las contratataciones temporales".

Esa es la crítica principal de los últimos cinco años. Que los empresarios usan este contrato para despedir gratis durante un año y sin compromiso de duración del acuerdo. Y es que la única exigencia al empresario es que, si quieren disfrutar de la bonificación, debe mantener al empleado un mínimo de tres años. De lo contrario, debe devolverse la ayuda. ¿Qué han hecho las empresas? Obviar la bonificación.

Según el Consejo Económico y Social (CES) apenas el 3,3% de estos contratos de apoyo al emprendedor optan por disfrutar de la reducción de cotizaciones. El resto, un 96,7%, renuncia para así tener más flexibilidad de despido. Es decir, estaría usando esta modalidad como contratación temporal con despido libre en el primer año de trabajo.

Valdeolivas matiza que la derogación del C.A.E. "no será inmediata" y que quitarlo de enmedio no significa que no estén "estudiando otras modalidades incentivadas de contratacion indefinida". Pero lo que ha dejado claro es que el futuro de la bonificación a la contratación fija no pasa por este tipo de acuerdo. "Esta no es la modalidad que necesita nuestro mercado de trabajo", dice la secretaria de Estado.

La número dos de Trabajo asegura que el Gobierno quiere reducir la dualidad laboral pero "no con el abaratamiento del despido", dice Valdeolivas. "Seguramente habrá que reforzar el contral del fraude en la contratacion temporal porque la tasa de temporalidad [superior al 26% y la más elevada de la UE] no se corresponde con la estacionalidad de nuestro mercado de trabajo".