La cacica Marie Smith Jones, la última nativa de Alaska que hablaba la lengua eyak, ha muerto esta semana a los 89 años de edad.

En Alaska y las islas Aleutianas viven unos 66.390 nativos, de los cuales sólo aproximadamente 14.800 hablan todavía algunos de sus idiomas originales que pertenecen a cuatro grupos lingüísticos.

Al menos ya no sufrirá más

Según Leonard Smith, nieto de Marie, la mujer fue hallada muerta en su cama y la familia cree que falleció mientras dormía.

"Todos dicen 'al menos ya no sufre más'", comentó la nieta Sherry Smith. "Porque había padecido muchos dolores durante muchos años".

Smith Jones, que había nacido en 1918 y vivió sus últimos años en Anchorage, era la última eyak de pura sangre y jefa de su menguante tribu, a la que había conducido en una batalla legal contra las grandes empresas madereras que talaban bosques en tierras ancestrales.