En un comunicado, el Consejo de Coordinación ha asegurado que Podemos es un partido que "actúa con responsabilidad ante la ciudadanía y ante el cambio político en Navarra". Y ha destacado que "desde ese punto de vista", llevan "meses" intentando negociar con cuatro parlamentarios que "se han situado fuera del partido que los llevó al Parlamento".

"En el marco de esa responsabilidad, este domingo el Consejo Ciudadano de Navarra aprobó un acuerdo de convivencia que estaba previamente acordado con el parlamentario Carlos Couso, como representante de los cuatro parlamentarios desvinculados de las directrices del partido", ha expuesto la formación morada.

Según ha indicado, "ese acuerdo de convivencia era generoso en cuanto a permitir iniciativas parlamentarias y recursos de las personas que funcionan al margen del partido, simplemente por responsabilidad política".

Sin embargo, ha remarcado que este lunes por la mañana, para su "sorpresa", los cuatro parlamentarios críticos "han planteado nuevas exigencias". "Entre esos cambios sustanciales de última hora existen exigencias inasumibles por su dudosa legalidad. En primer lugar, la formación de dos agrupaciones parlamentarias, hecho que no estaría contemplado en el reglamento del Parlamento", ha subrayado el Consejo Ciudadanos.

En segundo lugar, ha agregado, "un punto que han manifestado no querer respetar y que para Podemos es, desde luego, una línea roja infranqueable, como es cesar la violencia verbal y los ataques públicos que se están produciendo en los últimos cinco meses".

Asimismo, Podemos ha cuestionado "exigencias que supondrían una falta de control sobre los recursos del grupo parlamentario y, por lo tanto, de dinero público que, entendemos, no se debería permitir".

"Constatamos por consiguiente que, pese a lo que puedan declarar, existe nula voluntad de llegar a un acuerdo en un grupo de personas que son absolutamente irresponsables y que están poniendo en peligro la estabilidad institucional", ha señalado la formación morada.

De cualquier forma, ha remarcado que "sería la Mesa del Parlamento de Navarra quien, llegado el momento, tendría que validar si esas cuestiones planteadas, y que superan lo acordado por el Consejo Ciudadano de Navarra, tienen amparo en la normativa de la Cámara foral".

Consulta aquí más noticias de Navarra.