El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, ha anunciado este lunes que se postulará para suceder a Mariano Rajoy en la presidencia del partido con un mensaje en el que ha reivindicado el papel del expresidente del Gobierno, también de su antecesor, José María Aznar, y e el que, sin citarlos a dirigentes de la talla de Alberto Núñez Feijóo o Soraya Saézn de Santamaría, que aún reflexionan sobre si lanzarse o no, ha razonado su paso adelante porque, ha dicho, "yo sí quiero presidir el PP".

"No podemos seguir arrastrando los pies durante toda la semana para pensar quién quiere liderar un partido que es uno de los pilares fundamentales del sistema democrático español" ha dicho Casado, que se ha definido como "el candidato de los afiliados" y ha asegurado que su objetivo es que quienes se pasaron en estos años a Ciudadanos y Vox vuelvan a votar al PP.

Casado, que ha desvelado sus planes a través de Twitter -"He decidido presentarme al Congreso Nacional del PP", ha escrito a primera hora de este lunes-, tiene previsto empezar a recoger avales este mismo lunes y el miércoles previsiblemente los presentará en la sede nacional de Génova, cuando se convertirá en precandidato para suceder a Rajoy en el Congreso extraordinario del PP del 20 y 21 de julio.

El suyo es un "proyecto ambicioso para llegar al Gobiernode España cuanto antes pero sobre todo para recolocar y revitalizar el mejor partido de España", un "proyecto integrador en el que estamos orgullosos de lo que hemos hecho bien pero queremos cambiar lo que no hemos hecho tan bien”.

Asimismo, Casado ha asegurado que quiere recuperar militantes y votantes que en los últimos tiempos se han ido a otros partidos, entre los que ha citado Ciudadanos y la formación de extrema derecha Vox.

"Quiero mandar un mensaje a los afiliados que en algún momento han perdido la confianz en el PP, queremos recuperar a esa gente que se fue a Ciudadanos y a Vox y a la sociedad civil que en unos años no se han sentido tan idenficados con el partido".

Rajoy y Aznar

Los "principios" de su proyecto son "la libertad invididual y económica; la unidad de España frente a todo; la defensa de la familia y todo lo que depende de ella, la educación la sanidad y las pensiones; y que somos el partido que defiende la seguridad, la lucha contra el terrorismo y la defensa de las víctimas".

Casado ha reivindicado a Rajoy y también a Aznar, a quien parte del PP ya no considera parte del partido por sus continuos ataques, y también ha asegurado que hay sitio en su candidatura para todas las corrientes de un partido, de centro derecha.

"He tenido la suerte de trabajar con las dos personas que han llevado a este partido a lo más alto",ha dicho en relación a Rajoy y Aznar. "Yo reivindico el buen nombre y el legado de los dos", ha añadido.

Casado se ha presentado como un candidato para el futuro del PP, de los afiliados y con continuas alusiones a su juventud, ha pedido "sacudirse el polvo de la chaqueta" para no sólo recuperar el Gobierno en 2020, sino para afrontar retos más a futuro.

Candidato de los afiliados

"Yo soy el candidato de los afiliados y los militantes, yo he sido diputado en la Asamblea de Madrid, en el Congreso, he trabajado con José María Aznar y Mariano Rajoy, tengo una experiencia, pero sobre todo tengo más futuro que pasado", ha dicho.

Sobre quiénes en el partido respaldan su candidatura, Casado ha mantenido el silencio. "Ya se verá quién me apoya, quien vienes a mis actos", ha dicho.

Tampoco ha revelado si ha hablado con los tres dirigentes que hasta este fin de semana el PP eran posible aspirantes, Núñez Feijóo, Sáenz de Santamaría y Cospedal. Con esta última, como con los otros cuatro vicesecretarios, sí ha hablado. Su reacción ha sido "respeto absoluto", ha indicado.

A pesar de reinvidicar a los dos presidentes del PP y del Gobierno del PP y de apostar por un equipo en el que los jóvenes cuenten también con la experiencia de los "no tan jóvenes", Casado ha dejado claro que él representa una generación nueva, ajena a "traidores a los que yo ni siquiera conocía" pero que tuvo que defender, en una alusión velada a la corrupción y a la trama Gürtel.

Aunque, haciendo gala del cabeza de un proyecto "en positivo", Casado lo ha dicho de otra manera, al mostrarse como "el primer candidato a presidir el PP de una generación distinta a la gente que extraordinaria que ha dirigido el PP en los últimos 30 años".

Primer candidato de la cúpula del PP

Este lunes empieza el plazo para que los aspirantes se registren en la sede nacional, en Madrid, en persona o mediante una persona interpuesta; el plazo termina el miércoles a las 14 horas.

Casado es el primer miembro de la cúpula del PP que anuncia su intención de concurrir a la carrera interna para suceder a Mariano Rajoy. Forma parte del Comité de Dirección del PP desde junio de 2015, cuando fue nombrado vicesecretario de Comunicación.

Nacido en Palencia, Casado tiene 37 años y lleva en el PP desde muy joven. Fue presidente de Nuevas Generaciones entre 2005 y 2013. Entre 2007 y 2009 fue diputado de la Asamblea de Madrid y desde 2011 es diputado en el Congreso por la provincia de Ávila.