Concentrados ante las puertas de la residencia Miranda con una pancarta en la que se leía "Con esta gestión, urge una dimisión", trabajadoras, familiares y residentes han denunciado la "situación insoportable que se está viviendo desde hace cuatro años" en este centro.

Según han denunciado, "es increíble no haber obtenido respuesta" a sus demandas, "después de dar la voz de alarma a la alcaldesa, Amaia del Campo, vicepresidenta del patronato, y a distintas instituciones, como Diputación de Bizkaia o delegación de Trabajo del Gobierno Vasco".

"Basta ya a las jornadas que tenemos que soportar no pudiendo conciliar nuestra vida laboral y personal, por tener más de 30 horarios distintos a jornada partida y jornadas de nueve horas", han denunciado, para lamentar que "la única vía" para solicitar sus derechos y recibir respuestas sean "las denuncias colectivas e individuales por parte de los trabajadores, lo que nos lleva a vernos en el juzgado y otras instituciones día sí, día también".

Del mismo modo, han denunciado "la falta de personal que sufrimos a diario, bajas que no se cubren, plantas desatendidas en algunos momentos del día, y el servicio de enfermería incompleto en algunos turnos, con la consecuente sobrecarga para el resto de personal que tiene que asumir sus funciones, imprescindibles para el correcto cuidado del residente".

Así mismo, han asegurado tener "miedo, que no es infundado" porque acaban de "sufrir dos despidos, el de una gerocultora que llevaba más de una década en la residencia y el de la doctora, con más de 20 años de profesionalidad intachable en esta residencia, y ambas queridas por compañeros, residentes y familiares".

Por otro lado, han advertido de que, "desde el 2009, los residentes de la Fundación Miranda han sufrido una subida en las tarifas del 99% y de ella un 81,6% a manos de la gerencia actual, lo que supone 800 euros en los dos últimos años". "¿En qué está invirtiendo esta gerencia el dinero? En la calidad del Servicio, desde luego, no", han asegurado.

Las trabajadoras han manifestado que, "ante esta desatención a los residentes", no pueden "dejar pasar la injustificable actuación del patronato con los residentes y trabajadores", porque, "en una Fundación sin ánimo de lucro, parece que dan más importancia a la apariencia que a lo que los residentes y trabajadores sienten y necesitan".

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.