Màxim Huerta en la final de Roland Garros.
El ministro de Cultura y Deporte, Màxim Huerta, en la final de Roland Garros que enfrenta a Rafa Nadal con el austriaco Dominic Thiem. EFE / CHRISTOPHE PETIT TESSON

El recién nombrado ministro de cultura, Máxim Huerta, ha saltado a la palestra del fraude fiscal. El pasado año fue condenado por defraudar a Hacienda 218.332 euros a través de una sociedad que constituyó en el año 2006 cuando trabajaba como presentador de televisión.

La afición por Twitter del nuevo dueño de la cartera de Cultura y Deporte ya ha dió de qué hablar días atrás. Ahora y con esta nueva noticia en el aire han vuelto a salir nuevos tuits sobre su relación con Hacienda.