Rafael Hernando, portavoz del PP en el Congreso, este martes en la Cámara Baja.
Rafael Hernando, portavoz del PP en el Congreso, este martes en la Cámara Baja. EFE

El PP endurece su discurso contra el Gobierno y acusa a Pedro Sánchez de ceder ante los independentistas catalanes, que le apoyaron en la moción de censura que le sirvió para desbancar a Mariano Rajoy de la Presidencia y convertirse en el nuevo inquilino de la Moncloa.

El portavoz popular en el Congreso, Rafael Hernando, cargó este martes contra la ministra de Política Territorial, Meritxell Batet, por decir, el pasado sábado, que la reforma de la Constitución es "urgente, viable y deseable" para avanzar hacia un modelo territorial federal.

A juicio del portavoz conservador, esas palabras son de una enorme "gravedad", porque reformar la Carta Magna no es "viable" ni "deseable". Hernando sostuvo que los socialistas pretenden cambiar la Constitución para "dar satisfacción a los deseos de los independentistas".

"No puede haber ninguna reforma para dar la razón a los independentistas", insistió Hernando, para quien las eventuales modificaciones de la Constitución se tienen que hacer "con amplio consenso" y no para "solventar las jugadas de póquer en las que algunos se han metido".

En ese sentido, dejó claro que el PSOE "no va a encontrar el apoyo del PP" si esos son sus planes, y consideró "necesario" que los socialistas digan "dónde están": si "con los independentistas, a los que tienen que agradecer haberse constituido como Gobierno", o con "la mayoría de españoles".

Hernando opinó que "todo apunta" a que el Gobierno "está empezando a pagar votos recibidos en la moción de censura" tanto a los independentistas como "a los viejos amigos de la ETA", en referencia a EH Bildu, algo que el PP no va a aceptar, y menos aún que se haga "de tapadillo", remachó.

Finalmente, anunció que el PP ha presentado una proposición no de ley -esto es, un texto que se debate y vota en el Pleno, pero sin efecto legislativo alguno- en defensa de la unidad de España, la soberanía nacional, la integridad territorial y la defensa de la Constitución. Se debatirá la semana que viene.

Poco después, la portavoz del PSOE, Adriana Lastra, dijo que "si hay un partido que asegura la vertebración territorial y social" es el PSOE, y recordó que los socialistas fueron "muy leales" en el debate territorial cuando estuvieron en la oposición. "Espero que el PP haya aprendido algo sobre cómo hacer oposición de Estado", concluyó.