Magnesitas Navarras ha solicitado el inicio de la tramitación del proyecto minero de Artesiaga con la presentación y registro de la memoria resumen ante el Gobierno de Navarra.

De esta manera, Magna retoma la apertura de esta iniciativa "planteando una alternativa de viabilidad y futuro a largo plazo para la empresa y sus más de 220 trabajadores, ante el agotamiento de las actuales reservas mineras de magnesita en la Comunidad foral", según ha señalado la propia compañía en una nota.

En este sentido, y tras los estudios realizados que constatan la existencia de mineral en esa zona, la empresa ha asegurado que apuesta por "el desarrollo socioeconómico y la garantía de los puestos de trabajo".

Magna ha explicado que lleva desde hace más de una década realizando sondeos en distintas áreas y buscando alternativas para seguir operando en Navarra.

Con el fin de "garantizar la máxima transparencia", la empresa va a desarrollar un proceso informativo con entidades locales, agentes socioeconómicos y grupos de interés. A través de varios encuentros se presentará el proyecto y "se recogerán distintas inquietudes medioambientales y sociales que pudieran integrase en la posterior definición del proyecto".

Esta iniciativa responde a la voluntad de Magna de "compatibilizar la protección medioambiental con la actividad socioeconómica, respetando los valores ecológicos y ambientales que concurren en el área de actuación". "Se hará acorde con la guía de la Comisión Europea sobre realización de nuevas actividades extractivas de conformidad con los requisitos de la Red Natura 2000", ha añadido.

El proyecto de Artesiaga, que supone materializar y poner en operación las reservas y los derechos mineros de que dispone Magnesitas Navarras desde 1945, plantea la apertura de una mina a cielo abierto ubicada en la zona de Artesiaga, en los términos municipales de Esteribar y Baztan.

La empresa planteó un proyecto de características similares en la década pasada y ha continuado estudiando otras posibles opciones de yacimientos, sin resultados positivos. Magna considera esta alternativa como una "oportunidad única" para continuar su actividad extractiva en Navarra y "garantizar la supervivencia de la fábrica de Zubiri, ante la expectativa de vida de las reservas actuales, prevista en unos ocho años".

Además, la puesta en marcha del proyecto mantendrá "el importante volumen de empleo actual, directo e indirecto, que actualmente proporciona la actividad industrial de Magna".

Con la presentación de la memoria resumen da inicio el procedimiento de tramitación que contempla varias etapas en un largo periodo de tiempo. A partir de este momento se abre una fase para fijar el alcance de la Evaluación Adecuada y la realización del Estudio de Impacto Ambiental que tendrá en cuenta las medidas ambientales y el plan de restauración.

La empresa ha venido explotando desde 1945 el yacimiento de magnesita en el término concejil de Eugui, en virtud de diversas concesiones de explotación minera en la zona de Quinto Real. Cuenta con una fábrica en Zubiri y otro yacimiento en Borobia (Soria).

Dedicada a la extracción, fabricación y comercialización de magnesita, tiene una fuerte vocación exportadora estando sus productos presentes en 60 países. Actualmente, el magnesio se emplea en numerosas aplicaciones, como en la agricultura y ganadería (para mejorar la calidad del suelo y reforzar las defensas del ganado), en la protección del medioambiente y en la industria siderúrgica.

En la actualidad, Magna pertenece al Grupo Roullier, tras haber sido comprada al Gobierno de Navarra en el año 2000.

Consulta aquí más noticias de Navarra.