La madre del niño rescatado de un balcón en París agradece la reacción de Mamadou Gassama

El presidente francés, Emmanuel Macron, recibe al malí Mamadou Gassama en el Palacio del Elíseo en París.
El presidente francés, Emmanuel Macron, recibe al malí Mamadou Gassama en el Palacio del Elíseo en París.
Thibault Camus / EFE

La madre de Raphael, el niño de cuatro años rescatado el sábado tras quedar colgado de un balcón en París, ha dado las gracias al joven maliense que salvó a su hijo, Mamadou Gassama, al que las autoridades han concedido la nacionalidad francesa como gesto de reconocimiento por su heroicidad.

"Si me lo encontrase, pienso que le diría lo mismo que todo el mundo: gracias", ha confesado la mujer en declaraciones a la emisora LCI tras aterrizar este martes por la mañana en el aeropuerto de Roissy, procedente de la isla de Reunión, donde se encontraba con parte de su familia.

"De todas formas, no habría podido hacer más que el presidente [Emmanuel Macron], que le ha recompensado por su acción", ha dicho, en alusión a la concesión de la nacionalidad a Gassama, efectiva a partir de este martes.

El padre del menor, que el domingo rindió cuentas ante la Fiscalía, deberá comparecer en septiembre ante un tribunal para ser juzgado por dejación de funciones, lo que podría costarle una pena de hasta dos años de cárcel. El Ministerio Público ha asegurado que el hombre salió de casa para hacer unas compras y se retrasó por jugar a Pokémon Go.

El gesto de Macron ha recibido elogios generales, aunque las organizaciones que trabajan con extranjeros han aprovechado para recordar que el Gobierno tiene pendiente un proyecto para endurecer las medidas de vigilancia sobre la inmigración irregular.

Apoyo con matices de Le Pen

Entre quienes han respaldado el reconocimiento público a Gassama figura la líder del Frente Nacional, Marine le Pen, a pesar de la "operación de comunicación" que le ha echado en cara a Macron.

"Este joven hizo un acto heroico y se merece probablemente la nacionalidad francesa", ha reconocido la dirigente ultraderechista en los micrófonos de Radio Clasique.

Le Pen ha instado sin embargo a tener mano dura contra "los comportamientos inadmisibles" de personas que no respetan los valores y la Constitución francesa. "Todos los que se encuentran en nuestro territorio, que se benefician de la acogida y que cometen delitos deberían ser despojados de sus derechos y expulsados", ha sentenciado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento