La Audiencia Provincial de Burgos ha condenado a I. G. G. a 22 años de prisión por el asesinato de la periodista burgalesa Yolanda Pascual, que desempeñaba su labor profesional en El Correo de Burgos cuando fue asesinada, el 3 de noviembre de 2016.

La sentencia del Juzgado de Violencia contra la Mujer número 1 de la capital burgalesa, a la que ha tenido acceso Europa Press y contra la que cabe recurso de apelación, considera a la expareja sentimental de Yolanda Pascual autor de un delito de asesinato veloso con ensañamiento, la circunstancia de agravante de parentesco y la atenuante de confesión.

Por esa razón, lo condena a 22 años de cárcel y al pago de las costas del procedimiento judicial, así como a la prohibición de acercarse a menos de 500 metros a la hija de ambos, la madre y los hermanos de la víctima o a entablar cualquier tipo de comunicación con ellos durante un periodo de 30 años.

Asimismo, el juzgado le condena al pago de indemnizaciones más de 207.000 euros para la hija de Yolanda, de 15.400 euros a cada uno de sus cuatro hermanos y al pago de 50.400 euros a la madre de la periodista.

Yolanda Pascual y su asesino confeso llevaban más de tres años separados cuando, el 3 de noviembre de 2016, en torno a las 22.30 horas, el condenado acudió al domicilio de la periodista, ubicado en la zona del Parque Europa de la capital burgalesa, con el objetivo de esperarla hasta que regresase a casa.

En ese espacio de tiempo, aprovechó la entrada de algún vecino al aparcamiento comunitario para acceder al interior y esperar a Yolanda allí, sabiendo de sus hábitos y rutina, y asestarle 47 cuchilladas que acabaron con su vida.

Consulta aquí más noticias de Burgos.