Olga Tokarczuk
La escritora polaca Olga Tokarczuk, en una imagen de 2017. TOMASZ LEŚNIOWSKI / WIKIMEDIA COMMONS

El escritor Antonio Muñoz Molina optaba este martes al premio Man Booker Internacional por la obra Como la sombra que se va ('Like a fading shadow', Tuskar Rock Press), pero finalmente el jienense se quedó sin el galardón, uno de los premios más prestigiosos de habla inglesa, que este año cayó en manos de la polaca Olga Tokarczuk por su obra Flights.  

Este premio, que se falló en una cena en el Museo de Victoria y Alberto de Londres, distingue anualmente un libro traducido al inglés y publicado en el Reino Unido, y está dotado con 56.000 euros. La autora polaca lo compartirá con la traductora al inglés de Flights, Jennifer Croft.

Tokarczuk, que estudió Psicología en la Universidad de Varsovia, es autora de ocho novelas y dos colecciones de cuentos cortos, además de ganadora de varios premios que reconocen su trayectoria profesional, que comenzó en 1989.

De 56 años, la polaca competía contra otros cinco finalistas: Virginie Despentes (Francia), por Vernon Subutex 1; Han Kang (Corea del Sur), por The White Book; László Krasznahorkai (Hungría), por Ottilie Mulzet & George Szirtes, The World Goes On; Ahmed Saadawi (Irak), por Frankenstein in Baghdad; y Antonio Muñoz Molina (España), por Como la sombra que se va.

"Es un libro sobre el nomadismo; es un libro sobre la evasión, sobre ir de un lugar a otro lugar viviendo en aeropuertos", describe el veredicto del jurado la obra ganadora. La presidenta de los jueces, Lisa Appignanesi, elogió el "maravilloso ingenio" y la "imaginación" de Tokarczuk, a quien la publicación británica The Bookseller ha descrito como "probablemente una de las escritoras vivas más importantes de las que usted nunca ha oído hablar".

"Nuestras deliberaciones no podían ser sencillas, porque la lista de nominados era sólida, pero estoy encantada de decir que hemos elegido a la gran escritora polaca Olga Tokarczuk como nuestra ganadora", anunció Appignanesi.

El asesinato de Luther King

En Como la sombra que se vaMuñoz Molina vuelca su obsesión por James Earl Ray, el asesino de Martin Luther King. El Premio Príncipe de Asturias de las Letras 2013 investigó el asesinato del activista, que tuvo lugar el 4 de abril de 1968, gracias a la reciente apertura de los archivos del FBI. Durante el tiempo en que permaneció en fuga tras este asesinato, James Earl Ray pasó diez días en Lisboa tratando de conseguir un visado para Angola.

Muñoz Molina reconstruye su crimen, su huida y su captura, pero sobre todo sus pasos por la ciudad mientras recuerda al mismo tiempo su viaje a la capital portuguesa en 1987 para escribir El invierno en Lisboa, por la que recibió el Premio de la Crítica y el Premio Nacional de Literatura.