Zapatero y Maduro
El expresidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero (i), junto al presidente venezolano, Nicolás Maduro, días antes de las elecciones presidenciales en Venezuela. EFE

El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero ha sido objeto de abucheos e insultos al salir del Colegio Municipal Andrés Bello de Chacao, en Caracas, que ha visitado en calidad de observador durante las elecciones presidenciales de este domingo.

A la salida del centro de votación, Zapatero ha cruzado unas palabras con un reportero de la cadena NTN24, quien le reprochó que avalara las elecciones. "Yo he estado mucho tiempo aquí y vengo a observar", ha declarado el expresidente español.

A continuación, según muestran las imágenes difundidas por dicho canal de televisión, los vecinos que hacían cola para votar comenzaron a increparle con gritos de "fuera, fuera". En cuestión de segundos, Zapatero y el resto de la comitiva se subieron a un coche negro con las lunas tintadas fuertemente escoltado por agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia y salieron de forma precipitada de la zona entre el lanzamiento de algunos objetos.

"Hasta cuándo vamos a tener a este delincuente de Zapatero aquí metido en las elecciones de nosotros. Hasta cuándo Zapatero nos va a estar jodiendo. Que se meta en su país, no en el de nosotros", ha reprochado una transeúnte tras la salida del político español.

"Él no está pasando hambre. No está pasando necesidades. Nosotros tenemos un comunismo aquí. Si a él le gusta el comunismo por qué no va a ponerlo allá en España, por qué viene a ponerlo aquí en Venezuela. ¡Alcahuete! Debe tener millones de dólares para las elecciones", ha añadido la mujer.

Observador en las elecciones presidenciales

El expresidente español es uno de los observadores enviados a Venezuela para supervisar el transcurso de las elecciones presidenciales, muy cuestionadas por la comunidad internacional y ante las que Nicolás Maduro apenas tiene rival. Asimismo, Zapatero es uno de los mediadores de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) para facilitar el diálogo en las negociaciones con la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), la principal coalición opositora venezolana, que decidió hace semanas abstenerse en los comicios ya que considera que el sufragio es una farsa por las condiciones en las que se celebra.

Sin embargo, Zapatero ha rechazado los argumentos de quienes cuestionan los resultados de la jornada electoral de este domingo desde antes de haberse celebrado, pues considera que tales posturas representan un gran riesgo de inestabilidad.

"Me parece arriesgado, y mucho más cuando se habla de elecciones que es algo tan serio para un país, el que se convaliden, el que tengan legitimidad, que antes de que se celebren pues se pongan en cuestión", ha señalado. "Cuestionarlas antes no puedo compartirlo, sencillamente porque nos abre un factor de gran riesgo para una inestabilidad", ha añadido, según recoge la agencia de noticias oficial, AVN.