El cierre de playas al baño por la presencia de carabela portuguesa se ha ampliado este sábado al sur de la provincia de Alicante, después de que se hayan avistado media docena de unidades de esta especie tóxica parecida a la medusa en las inmediaciones de Torrevieja.

Hace tres días El Campello izó la bandera roja a los bañistas por la presencia en sus aguas de esta especie (Physalia physalis), un día después hizo lo propio la ciudad de Alicante y posteriormente Elche para parte de sus playas.

El ayuntamiento de Torrevieja ha informado este sábado de que también se ha detectado la carabela portuguesa en la playa de La Mata, por lo que se ha cerrado un tramo de unos dos kilómetros para los bañistas.

El alcalde torrevejense, José Manuel Dolón, ha manifestado que la clausura se mantendrá hasta nuevo aviso, y ha añadido que el resto de playas del municipio siguen abiertas aunque con bandera amarilla y la indicativa de medusas, por precaución.

Dolón ha insistido en que se ha adoptado esta decisión "por seguridad y prevención", y ha pedido a los ciudadanos "prudencia" y que se "respeten las señales" para evitar que se produzcan picaduras de esta especie que posee un potente toxina.

Además de la media docena de Physalia physalis en el agua, se han contabilizado una decena de ejemplares en la arena.

Por su parte, el concejal de Playas, Javier Manzanares, ha explicado que es un "fenómeno excepcional" ya que "las carabelas portuguesas no suelen estar en aguas de temperaturas altas sino más bien frías".

Consulta aquí más noticias de Alicante.