Boda del príncipe Harry y Meghan Markle
Un cartel con la imagen del príncipe Harry y Meghan Markle, con motivo de las celebraciones por su boda. Narong Sangnak / EFE

La boda real entre el príncipe Harry y la actriz Meghan Markle ha despertado espectación en todo el mundo, y no es para menos: se trata del enlace del sexto en la línea de sucesión al trono del Reino Unido, y uno de los más caros de la historia, ya que ha costado más que la boda del heredero al trono británico, el príncipe Guillermo, con Kate Middleton: 36,5 millones de euros en total, según ha calculado la compañía especializada en organización de bodas Bridebook.

La mayor parte del presupuesto ha sido destinado a seguridad, donde han contado incluso con un "destructor de drones".

Este es el desglose de los detalles de la boda:

Recepción: 466.800 euros

Tras la ceremonia en la capilla de San Jorge del castillo de Windsor, la recepción ha tenido lugar primero en el St. George's Great Hall, dentro del propio castillo, y posteriormente en una carpa de lujo en Windsor. Si bien la ubicación les ha salido gratis a la pareja, el precio por la recepción, casi 500.000 euros, incluye las carpas y baños portátiles para los invitados.

Catering y bebida: 418.690 euros

El catering está dividido entre la comida de la recepción y la posterior cena para familiares y amigos de la pareja. Los invitados disfrutarán de un banquete compuesto principalmente por canapés, comida servida en pequeños recipientes, y una tarta de limón y saúco. Al precio del menú se suma el de las bebidas: una botella de Bollinger, la marca de champán predilecta de la familia real británica, cuesta más de 90 euros, por lo que solo en esta bebida se gastarán más de 155.500 euros, según los cálculos de Bridebook.

Vestido de la novia: 228.805 euros

Se estima que la creación personalizada del traje de novia de Meghan Markle costó 228.805 euros, según ha publicado el diario Daily Mail. En ese presupuesto entran los 90.000 euros de la tela confeccionada a medida y 4.500 euros en accesorios. El vestido es de la diseñadora británica Clare Waight Keller, directora de la casa de moda francesa Givenchy. Posteriormente, para una segunda recepción, Markle se enfundó en otro vestido, también blanco, de otra diseñado británica, Stella McCartney, según el palacio de Kensington, cuyo precio se desconoce.

Arreglos florales: 125.809 euros

Decorar con flores las carpas de la boda, el exterior de la capilla de San Jorge o el Palacio de Buckingham ha tenido un coste superior a los 125.000 euros. La capilla ha sido adornada con peonías blancas, entre otras flores.

Fotografía y vídeos: 19.445 euros

La fotógrafa de bodas Millie Pilkington, que trabajó para la boda de los duques de Cambridge, así como la de Pippa Middleton, ha sido una de las encargadas de capturar, junto al también fotógrafo Hugo Burnand, cada momento.

Tarta: 57.195 euros

La tarta nupcial, que se ha servido durante la recepción de la boda, ha sido diseñada por la famosa repostera Claire Ptak. Se trata de un pastel de limón y saúco, para el que se han utilizado 200 limones Amalfi, 20 kilos de mantequilla, 20 kilos de harina, 20 kilos de azúcar y 500 huevos biológicos procedentes de Suffolk (este de Inglaterra). El coste total ha superado los 57.000 euros, según Bridebook.

Música: 343.101 euros

La música es el punto central del entretenimiento en las bodas. En esta se incluye desde los campaneros, el organista y los coros de la iglesia, hasta los músicos de la recepción, una banda y un DJ.

Trompetas: 102.930 euros

El Ministerio de Defensa británico ordenó la fabricación de 20 trompetas plateadas estampadas con el Escudo de Armas Real al mismo taller que hizo las trompetas de la boda de Guillermo y Kate Middleton y de los Juegos Olímpicos de Londres. Cada una de las trompetas cuesta entre 3.500 y 6.800 euros.

Decoración y producción: 148.688 euros

La empresa de Londres HRP Production Solutions ha sido la encargada de la iluminación y decoración de los lugares elegidos para la celebración de la boda real, desde la capilla, el castillo de Windsor y la carpa. También lleva el alquiler de muebles y bares, así como las pistas de baile.

Entretenimiento: 62.910 euros

Fuegos artificiales, un fotomatón para los invitados o animadores para los niños que asistan a la boda, como ocurrió en la de los duques de Cambridge, han sido otros de los elementos contratados para el banquete.

Seguridad: 34,3 millones de euros

A pesar de que la boda de Harry y Meghan no ha tenido lugar en el centro de Londres, como sí ocurrió con los duques de Cambridge, la seguridad ha sido uno de los aspectos más importantes de este enlace. Además de francotiradores ubicados en cada azotea y policía encubierta por las calles, la boda ha contado con lo último en tecnología militar, incluido un "destructor de drones", cuyo coste asciende a más de 1,1 millón de euros.

Vestuario, maquillaje, peluquería: 28.246 euros

Los vestidos de las damas de honor (5.719 euros), los pajes (1.942 euros), el atuendo del novio (9.149), la peluquería y el maquillaje para la novia e invitadas (11.436 euros) completan el grueso de este presupuesto.