Javier Lambán, presidente del Gobierno de Aragón
Javier Lambán, presidente del Gobierno de Aragón EUROPA PRESS

En su intervención, el presidente ha indicado que Aragón es la tercera comunidad, tras Madrid y Valencia, adonde más empresas catalanas han trasladado su domicilio social, puntualizando que esto no le causa "regocijo" ni "consuelo".

A Lambán le preocupan las repercusiones directas que el conflicto catalán puede tener en Aragón y el conjunto de España, ha dicho, indicando que hasta ahora no ha habido repercusiones económicas en la región, lo que "no quiere decir que no las pueda haber en el futuro".

Ha dejado claro que "a corto plazo no se puede ser optimista" y ha recalcado que las relaciones económicas de Aragón con Cataluña son tan determinantes para los aragoneses que "cualquier anomalía política que incida en Cataluña es perjudicial para nosotros", llamando la atención sobre la importancia de algunos proyectos empresariales catalanes en Aragón, como el agroalimentario de BonÀrea.

Ha avanzado que el Observatorio de Coyuntura que analiza los efectos económicos en Aragón de la crisis de Cataluña se reunirá el 25 de mayo para tratar de establecer algunas medidas para tratar de aminorar los efectos negativos y proteger "empresa por empresa".

Javier Lambán ha asegurado que "a toda la sociedad le incumbe" la recuperación de la normalidad en Cataluña, advirtiendo de que ahora "estamos peor que el 1 de octubre" porque el nuevo presidente catalán, Quim Torra, "empeora con mucho a Puigdemont", quien "ha ganado de momento la batalla del relato" en Europa, por lo que "cunde el desánimo".

A juicio del presidente aragonés, "la política de apaciguamiento" que desde hace décadas se aplica en la región vecina "ha sido un fracaso clamoroso que no debemos seguir tolerando ni un minuto más" porque "no ha hecho más que exacerbar los ímpetus independentistas", de forma que "ahora estamos en una crisis nacional" y es necesario "arrimar el hombro" todos para "salir de este atolladero".

MEDIDAS

Susana Gaspar ha preguntado a Lambán si tiene previsto elaborar algún plan para hacer frente a las consecuencias negativas del nuevo Gobierno de Cataluña, no solo con medidas económicas, sino también sociales y políticas.

La portavoz de Cs ha comentado que en Cataluña viven 100.000 aragoneses "y también hay que protegerlos", añadiendo que "ha llegado el momento de pasar de las palabras a los hechos" y "transmitir a los catalanes que el Estado va a aplicar la Constitución", rechazando las "palabras vacías" de la reunión que esta semana han mantenido el presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy, y el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.

Todas las fuerzas constitucionalistas deben remar juntas en defensa de la Constitución, del Estado y de la unidad de España, ha dicho Gaspar, quien ha preguntado a Lambán qué va a hacer en este sentido.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.