EUROPA PRESS

Representantes de Baeza, Segovia, Úbeda y Toledo, todas ellas Ciudades Patrimonio de la Humanidad, han compartido en una mesa redonda las principales iniciativas impulsadas a nivel municipal en materia de accesibilidad, con ejemplos de "buenas prácticas" que hacen constatar que la orografía de sus cascos históricos es compatible con el turismo y con la habitabilidad.

En este debate, circunscrito en el congreso 'Ciudades patrimonio para todas las personas' que durante tres días se está celebrando en la ciudad de Cuenca, la arquitecta municipal de Baeza y redactora de su Plan de Accesibilidad, Francisca Gallego, ha explicado de su lado que los programas de accesibilidad en el Ayuntamiento se aceleraron al entrar en el Grupo de Ciudades Patrimonio.

A nivel arquitectónico, ha dicho que los edificios municipales ya estaban adaptados, pero el reto era dar accesibilidad a espacios públicos y al transporte.

Para ello se hizo un estudio de todas las zonas, se estudiaron las inaccesibilidades y se evaluó qué tipo de intervenciones hacían falta. Los tipos de barreras pasaban por desniveles, aceras invadidas por vehículos o pavimentos empedrados de hasta 500 años.

Se establecieron cinco grados para calificar la accesibilidad de las distintas zonas de la ciudad con un código de colores -desde el verde al rojo-, y una vez categorizadas las vías se elaboraron 13 rutas dentro de la metodología de trabajo, con el criterio de que no fueran "obras faraónicas".

En las primeras etapas se eliminarían las barreras más fáciles, dejando para etapas posteriores las actuaciones más complicadas. Tras el primer análisis, se detectó que la accesibilidad de la parte histórica era mucho mejor que la expansión de la ciudad.

Dentro de las intervenciones puntuales, destacan la realización de vados, aparcamientos adaptados, enrasado de alcorques y mejoras en la señalización, con un grado de cumplimiento en los primeros tres años del 40%, según la arquitecta.

SEGOVIA Y SU FESTIVAL DEL "GLOBO ACCESIBLE"

De su lado, la concejal de Patrimonio y Turismo de Segovia, Claudia de Santos, ha explicado que Segovia, como ciudad medieval y amurallada construida "con la firme voluntad de ser inaccesible", tiene los mismos problemas que muchas localidades. "La ciudad plantea la dificultad añadida de hacerla accesible pero conservando a la vez su esencia".

En su opinión, una de las cosas más significativas de la ciudad es el Consejo de Accesibilidad, en el que están representados todos los colectivos de personas con discapacidad y grupos políticos.

Dentro del objetivo de hacer una ciudad más accesible se pensó en que estas actuaciones se diseñaran en torno al ocio. Es en este punto donde ha puesto el acento en que Segovia es una de las ciudades más atractivas para la realización de vuelos en globo -"es como Tarifa para el windsurf"-.

Cristian, empresario que pone en marcha esta iniciativa, ha explicado que cualquier persona puede participar como pasajero, "incluso una persona en silla de ruedas puede llegar a la cesta, dejar la silla y volar".

Con estas premisas, se pondrá en marcha el primer festival accesible de globo, toda vez que "casi el 25% de los viajes realizados en el primer año" han sido realizadas por personas con discapacidad.

Este festival será el primero del mundo de este tipo, con una oferta que va más allá de montar en globo, y actividades paralelas. "Que ese fin de semana la gente pueda acercarse a disfrutar del evento y de la ciudad".

RESTAURACIÓN DE PAVIMENTOS EN ÚBEDA

La arquitecta municipal de Úbeda, Blanca Sánchez, ha expuesto como ejemplo de buenas prácticas en esta materia la puesta en marcha de rutas accesibles, acompañadas de la habilitación de más espacios de aparcamiento.

Dentro del plan de movilidad municipal, ha puesto el acento en que el casco histórico cuenta con calles muy estrechas, lo cual se solventó con la compra de un minibús accesible que pueda llegar a cualquier punto de la ciudad.

La mejora de pavimentos, de la iluminación, las eliminaciones de bordillos y las restricciones de tráfico y de aparcamiento en calles céntricas son algunos de los avances impulsados por el Ayuntamiento de la ciudad.

Se ha avanzado en la peatonalización de muchas calles, y actualmente se están replantando algunas zonas en espacios peatonales con hierbas aromáticas.

La arquitecta ha querido destacar algunas actuaciones dentro de la muralla, como la puesta en marcha de un centro de interpretación del monumento, toda vez que se descartó habilitar un ascensor en una de las torres.

TOLEDO Y SUS CAMPAÑAS DE CONCIENCIACIÓN

De su lado, la concejal de Turismo del Ayuntamiento de Toledo, Rosana Rodríguez, ha recordado lo inaccesible de la ciudad, "con calles estrechas y una configuración muy difícil de abordar". También desde el punto de vista arquitectónico se complica el modo de actuar, ya que más de cien edificios están catalogados como Bien de Interés Cultural, por lo que es difícil intervenir en su entorno.

Hay algunos edificios que, "en sí mismos, son inaccesibles", como la iglesia de los Jesuitas o el torreón del Puente de San Martín. Otra dificultad es que los 30 espacios museísticos tienen distintas titularidades, desde la Iglesia hasta empresas, particulares o distintas administraciones, por lo que la labor de puesta en común recae en el Ayuntamiento.

En cuanto a las soluciones municipales, ha destacado las campañas de concienciación y sensibilización empresarial, a través de las que se ha contactado directamente con las empresas del sector turístico, desde el transporte hasta la hostelería, pasando por los museos.

También se realizan folletos específicos sobre accesibilidad, y próximamente se pondrán en marcha "mapas de realidad virtual con reproducciones de los edificios" para que a través de una app se pueda contemplar un espacio monumental en el caso de no poder acceder a él.

Consulta aquí más noticias de Toledo.