El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha acusado este miércoles al Gobierno de estar haciendo "dejación de funciones" en Cataluña por no recurrir el voto delegado del expresidente Carles Puigdemont y del exconseller Toni Comín y ha anunciado que "rompe" con el PP, al que hasta ahora, ha recordado, ha apoyado en la investidura, en los Presupuestos y en la aprobación del artículo 155.

"Somos el partido que tiene más autoridad moral para pedir responsabilidad, hemos apoyado en todo, la investidura, los Presupuestos, el 155, pero si el presidente del Gobierno está más cómodo en Cataluña con los nacionalistas, con lo que marque el PNV y ERC...", ha dicho Rivera.

El líder naranja ha mostrado su desacuerdo con lo que hace el Gobierno en Cataluña, en referencia a las sospechas de la Fiscalía del Tribunal de Cuentas de que el Fondo de Liquidación Autonómica también financió la consulta del 9 de noviembre de 2014, además de la del 1 de Octubre de 2017, así como las quejas de las familias a cuyos hijos se obliga a estudiar en catalán o el expediente abierto contra profesores de hijos de guardias civiles.

Todos estos episodios son, en opinión de Rivera, muestra de que el Gobierno está "mirando a otro lado ante facturas de este tipo o no querer recurrir el voto (delegado) de Comín y Puigdemont". "El Gobierno ha recurrido otras decisiones de la Mesa (del Parlament) que son iguales y Rajoy en Cataluña quiere mirar a otro lado y que haya un Gobierno de cualquier manera", ha acusado.

Rivera ha hecho estas declaraciones en los pasillos del Congreso, minutos después de enzarzarse en la sesión de control con Rajoy por que el Gobierno no vaya a recurrir el voto delegado de Puigdemont y Comín porque, según la informado el presidente del Gobierno, hay informes jurídicos que lo desaconsejan.

Para Rivera, no ha sido suficiente que el presidente, que le ha acusado de ser un "aprovechategui" por hacer oposición a costa de Cataluña, haya explicado que los diputados populares del Parlamento de Cataluña sí han recurrido este voto a distancia, de la misma manera que han hecho los diputados de Ciudadanos en la Cámara catalana.

"Yo digo que soy el socio de la investidura del señor Rajoy, que hasta hace tres meses contaba con Ciudadanos para todos los pasos que daba en el Constitucional, nos llamaba y nos contaba lo que había", ha dicho y ha ignorado los informes jurídicos que desconsejan un recurso por parte del Gobierno para señalar que recurrir "es una obligación del Gobierno, si yo fuera presidente del Gobierno, lo haría".

Recurso a la reforma de la Ley de Presidencia

En la sesión de control, Rajoy ha explicado a Rivera por qué no impugnaba el voto delegado dos horas antes de celebrarse el Consejo de Ministros extraordinario que este miércoles ha recurrido ante el Constitucional la reforma de la Ley de Presidencia, para impedir que Puigdemont pueda ser investido a distancia.

Sin embargo, estas explicaciones no han bastado a Rivera, que ha acusado a Rajoy de estar a merced de "los nacionalistas" de ERC y el PNV para permitir una "votación fraudulenta" en la investidura de otro candidato para la Generalitat distinto a Puigdemont, algo que el presidente del Gobierno ha vuelto a pedir este miércoles a los diputados catalanes.

"Si el señor Rajoy quiere quiere pasar página y que se haga una votación fraudulenta y que le marque la pauta el PNV, no estoy dispuestos a que el PNV le marque la pauta, llevamos 40 años y hasta aquí hemos llegado", ha dicho Rivera.