Las autoescuelas aseguran que la situación de los examinadores "les está ahogando"

Concentración de la Asociación Provincial de Autoescuelas de Navarra
Concentración de la Asociación Provincial de Autoescuelas de Navarra
EUROPA PRESS

La huelga de examinadores de tráfico que tuvo lugar entre junio y diciembre del año pasado tuvo un claro afectado: el sector de las autoescuelas. 80 millones de euros en pérdidas, según cifras de la Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE), y más de 200.000 exámenes aplazados, una ruina total para el sector. "Somos 9.200 autoescuelas, el 50% se han visto afectadas porque no hay examinadores. No podemos trabajar y nos arruinan", asegura José Miguel Báez, presidente de CNAE.

"Nosotros pagamos las tasas que sirven para examinar pero después, resulta que no tenemos el servicio", continúa. Asegura que "les están ahogando" aún teniendo unas tasas que compensan largamente el servicio que les dan. Por otro lado, aceptan la huelga como tal, un derecho constitucional que respetan pero también aluden al daño que esta ha provocado en la sociedad y sobre todo en su sector.

A mediados de mayo, se tomará la decisión en el Congreso sobre la enmienda que determinará si el complemento específico de 250 euros reclamado por los examinadores se incluye en los Presupuestos Generales del Estado. "Apoyamos que se les sumen esos 250 euros mensuales, si se comprometieron con ellos, deben hacerlo", afirma el presidente.

Más allá de cualquier problemática, se centran en un problema de fondo... la falta de examinadores, haya huelga o no. "La plantilla es insuficiente, faltan más de 130-140 funcionarios y no se prevé cubrirlos", comenta el presidente. Además, proclama que si la administración no puede con ello, deberá transferir esa tarea a las comunidades.

Reclamaciones al Gobierno

Otro de los elementos que critica el sector es la falta de acción del Gobierno que, según ellos, ha tardado demasiado en abordar el problema. "Nada más empezar la huelga, pedimos unos servicios mínimos y no se pusieron hasta diciembre", asegura. Exigen que, si se vuelve a la huelga, este tipo de servicios se ponga en funcionamiento de inmediato y no después de 6 meses.

Teniendo en cuenta todas las pérdidas económicas del gremio, muchas autoescuelas piden una ayuda directa al Estado, una subvención por lo sufrido. "A nivel estatal no creo que se llegue a nada pero, por ejemplo, en Canarias se ha aprobado en el Parlamento unas ayudas para superar estas pérdidas", confirma José Miguel. Estas ayudas actualmente están en fase de negociación con la Consejería de Hacienda.

Por otro lado, las autoescuelas agradecen el esfuerzo de la DGT respecto al pago de horas extras para paliar las deficiencias que existen pero aseguran, sin embargo, "sigue siendo insuficiente".

Como efecto derivado de esta huelga, el sector asegura que el carné de conducir se está encareciendo. "En las comunidades afectadas, como no hay fechas concretas para examinarse y la gente no sabe si lo harán dentro de 15 o 45 días, dejan de asistir a las prácticas", comenta el máximo cargo de la confederación. Después, se les avisa de que es dentro de una semana y no se encuentran totalmente preparados. "Esto hace que se suspenda mucho más de lo que se estaba suspendiendo antes", comenta mientras alude al número de exámenes innecesario que se están realizando por ello.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento