El suceso se produjo poco antes de las 09.30 horas, cuando la sala operativa del 1-1-2 recibió una alerta comunicando que un hombre se había caído de una altura de unos cuatro metros y había rodado por una ladera de unos veinte metros en el barranco de Badajoz.

Efectivos del Consorcio de Bomberos localizaron el cuerpo y lo deslizaron por una ladera hasta una pista de tierra donde pudieron acceder el resto de los recursos de emergencia y la Autoridad Judicial.

El personal del Servicio de Urgencias Canario (SUC) sólo pudo confirmar el fallecimiento del hombre debido a la gravedad de las heridas que presentaba.

La Guardia Civil instruyó las diligencias correspondientes y la Policía Local colaboró con los servicios de emergencia.