petróleo
Compañía petrolera offshore en el Mar del Norte, en el sector noruego. GTRES

Una plataforma que aglutina una treintena de asociaciones ha anunciado una manifestación en Lisboa para el próximo sábado en la que se pedirá el fin de las prospecciones petrolíferas en Aljezur, en la región turística del Algarve.

La marcha partirá de la céntrica plaza de Camões a primera hora de la tarde y concluirá en São Bento, sede del Parlamento portugués, donde habrá breves discursos y actuaciones musicales, informaron los organizadores en un comunicado.

El objetivo es protestar contra el prolongamiento hasta finales de este año del contrato de "prospección, búsqueda, desarrollo y producción de petróleo del consorcio internacional ENI/Galp en tres concesiones en el Océano Atlántico".

Ese contrato, según la plataforma, "incluye la realización de agujeros de prospección en aguas profundas, a cerca de 46 kilómetros a lo largo de Aljezur", una ciudad del Algarve, en el sur de Portugal.

Los organizadores de la marcha denuncian que, al prolongar este contrato, "el Estado portugués cedió ante las petroleras" y afirman que la exploración de combustibles fósiles en territorio portugués "contraría los compromisos internacionales" del país.

"Esta decisión fue tomada por el secretario de Estado de Energía, Jorge Seguro Sanches, el 8 de enero de este año y contrarresta la resolución anunciada por el primer ministro, António Costa, en la Conferencia del Clima de las Naciones Unidas en Marrakech en noviembre de 2016 ", de hacer evolucionar la economía nacional hacia un modelo neutro en carbono para 2050, protestan los convocantes.

En 2016 más de 42.000 ciudadanos se manifestaron en contra de la concesión a ENI/Galp para perforar el fondo oceánico frente a Aljezur, acción que que también fue rechazada por los municipios del Algarve y, Sudoeste Alentejano, según recoge la prensa portuguesa.

Los argumentos contra la prospección de petróleo en la costa del Algarve se relacionan con el hecho de "comprometer irremediablemente la imagen internacional de la región" y con los riesgos que implicaría para toda la franja costera, amenazando la riqueza ambiental y ecológica, en particular las existencias pescado, poniendo en cuestión las principales actividades económicas del país como el turismo y la pesca.

Entre los promotores de la manifestación figura el Partido de las Personas, Animales y Naturales (PAN) y el ecologista Los Verdes, ambos con representación parlamentaria.