Felipe VI ha destacado que el poder judicial es "un poder independiente que garantiza la defensa de la Constitución" y ha agradecido el esfuerzo realizado por todos los órganos judiciales en esta tarea.

En el acto de entrega de los despacho a la 67 promoción de jueces en Barcelona, el monarca ha destacado que "el juez que sale de esta escuela es un juez independiente, responsable e inamovible" que defiende los valores recogidos en la Constitución. La tarea de juzgar  "requiere rectitud e imparcialidad" como garantía última del respeto de la ley, ha dicho.

Felipe VI ha trasladado su firme respaldo a los jueces como "garantía última de los derechos y libertades" de todos los ciudadanos y "factor esencial para el respeto de la ley como expresión democrática de la voluntad" de todos los ciudadanos.

El jefe del Estado ha dicho ser consciente de "la dificultad y la responsabilidad" de la tarea de los jueces, pero ha elogiado su "independencia" puesto que todas sus decisiones están "guiadas por la tutela" de la Constitución como "norma fundamental del ordenamiento jurídico".

"Gozáis del respaldo de todos para que vuestra actuación responda fielmente a las expectativas depositadas en la labor de juez, como garantía última de los derechos y factor esencial para el respeto de la ley, como expresión democrática de la voluntad de los ciudadanos", ha asegurado don Felipe, a quien los asistentes, en pie, han brindado una cerrada ovación.

Entrega de despachos

El Rey preside este lunes en Barcelona la entrega de despachos a la nueva promoción de jueces, en una ceremonia en la que va a estar arropado por toda la cúpula judicial en un momento de especial tensión de la judicatura con los partidos independentistas tras el procesamiento de los líderes del 'procés'.

Agentes de los Mossos d'Esquadra han blindado los accesos a L'Auditori de Barcelona ante las protestas convocadas por los Comités de Defensa de la República (CDR) por la asistencia del Rey  al acto.

El rey regresa a Cataluña después de que estuviera en la inauguración del Mobile World Congress a finales de febrero, en la que fue su primera visita tras la votación ilegal del pasado 1 de octubre y su posterior mensaje televisado.

La entrega de despachos a los nuevos jueces (12.00 horas), a la que Felipe VI ha acudido en las dos últimas ediciones (2015 y 2016), siempre tiene lugar en Barcelona al ser la sede de la Escuela Judicial.

Don Felipe está acompañado por el presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, y el fiscal general del Estado, Julián Sánchez Melgar, y el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, Jesús María Barrientos.

También ha participado la directora de la Escuela Judicial, Gema Espinosa, esposa del juez del Supremo, Pablo Llarena, el instructor de la causa por el "procés".

A diferencia de otros años, no va a haber representantes políticos ante el deseo de la cúpula judicial para poner de relieve la independencia e imparcialidad de los tribunales respecto al poder ejecutivo y legislativo.

En el Auditori de Barcelona solo va a estar el titular de Justicia, Rafael Catalá, en su condición de 'ministro de jornada", que es el que acompaña a la Familia Real a actos oficiales.

La entrega de los diplomas a los nuevos jueces tiene lugar tres días después de la salida de prisión bajo fianza de Puigdemont una vez que la Justicia alemana haya descartado el delito de rebelión en su proceso de extradición a España.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.