El rey Felipe VI ha compartido mesa con la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el presidente del Parlament, Roger Torrent, en la cena previa al arranque del Mobile World Congress (MWC), y justo momentos después de que tanto Colau como Torrent no quisieran recibirle a su llegada en protesta por el papel del monarca en la crisis catalana y en especial tras los incidentes del 1 de octubre. Las imágenes difundidas de la cena han mostrado a Felipe VI y al resto de comensales con el semblante serio y visiblemente tensos.

No obstante, Felipe VI y Colau sí se han saludado y han intercambiado unas palabras en un aparte antes de la cena institucional. A pesar de que la alcaldesa de Barcelona ha plantado al rey en el acto de recibimiento oficial celebrado en el vestíbulo de entrada al Palau de la Música, luego ha buscado un momento para acercarse a él y hablar durante un minuto antes del inicio de la cena, según fuentes conocedoras del breve encuentro.

El presidente del Parlament de Cataluña, Roger Torrent, tampoco ha asistido al recibimiento al monarca pero sí ha estado en la cena, como Colau, aunque en ningún momento se ha intentado acercar al rey.

Otra diferencia en las actitudes de la alcaldesa de Barcelona, la líder de Catalunya en Comú, y el presidente del Parlament, de ERC, es que la primera ha aplaudido el discurso que ha hecho el rey ante los asistentes a la cena, mientras que Torrent no lo ha hecho.

Colocación en la mesa

La aplicación del protocolo de la tradicional cena ha llevado a Colau a sentarse en la mesa presidencial junto al presidente del Parlament catalán, Rogent Torrent, y junto al consejero delegado de Vodafone, Vittorio Colao.

Delante de la alcaldesa y de Torrent se encontraban un representante del GSMA, la asociación que organiza el Mobile, y el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo. A la derecha del monarca se ha sentado la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. Unos 200 invitados, representantes de corporaciones y compañías que participan en el Mobile, han compartido la cena con el monarca, las autoridades locales y los miembros del GSMA.

En su discurso, Felipe VI se ha dirigido a los cerca de 200 invitados fundamentalmente en inglés, si bien con algunas frases en castellano y en catalán, idioma en el que ha subrayado que la cooperación entre el Gobierno de España, la Generalitat y el Ayuntamiento es "una clave evidente" del éxito logrado por la celebración del Congreso Mundial del Móvil en Barcelona desde 2006.

"Este mismo compromiso de nuestras Administraciones, corporaciones y compañías debe ser siempre un propósito esencial para que este encuentro siga consolidando de cara al futuro su proyección e influencia a todo el mundo; y lo haga desde aquí mismo, desde Barcelona, candidata para albergar el centro tecnológico europeo que desarrolle la tecnología 5G", ha añadido.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.