Aitor Esteban, portavoz del PNV en el Congreso de los Diputados.
Aitor Esteban, portavoz del PNV en el Congreso de los Diputados. EFE

El PNV no negociará los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2018 con el Gobierno mientras siga en vigor el artículo 155 de la Constitución en Cataluña. Los nacionalistas vascos, cuyos votos son clave para que las cuentas que este martes avanzó el Ejecutivo puedan salir adelante, insisten en que "bajo ningún concepto" pueden "legitimar la aplicación del artículo 155 a través de un acuerdo presupuestario con el Gobierno que lo impulsó, lo aplicó y que a día de hoy lo mantiene vigente".

El portavoz de la formación vasca en el Congreso de los Diputados, Aitor Esteban, afirmó este martes que "mientras no se normalice" la situación y se levante el 155, ni siquiera habrá una "negociación" con el Gobierno. "El 155 ha provocado una situación de grave excepcionalidad en el Estado español, y mientras esté en vigor no vamos a negociar los PGE en absoluto", reiteró.

Pese a que en 2017 el PNV sí apoyó las cuentas a cambio de un sustancioso paquete de inversiones e infraestructuras para Euskadi, ahora considera que, "en el actual contexto", no puede sentarse a hablar con el Gobierno por la "situación de grave excepcionalidad" derivada de la aplicación del 155. En palabras de Esteban, además, ese artículo se interpretó de forma "absolutamente extensiva", lo que "pone en riesgo" el autogobierno catalán y también el vasco.

El PNV, de hecho, recordó que el PP logró una amplia mayoría a favor de aplicar el 155 (PP, PSOE, Cs) y sugirió que sea esa misma mayoría la que saque adelante el proyecto de PGE en las Cortes. En todo caso, se comprometió a analizar "con detalle e interés" el proyecto aprobado este martes por el Consejo de Ministros, que previsiblemente llegará al Congreso el próximo martes 3 de abril.