procesión conjunta, para rememorar el acuerdo de concordia de 1713, que se leerá en la procesión del Miserere.

Hace 25 años que el Patronato de la Purísima Concepción, Santa María Magdalena y Ánimas Benditas del Purgatorio procesiona, junto con la Santa Vera Cruz, en la llamada procesión del Miserere, que se celebra la noche del Martes Santo en Ávila.

En ella, tiene lugar un encuentro entre ambos patronatos en la ermita del Humilladero, sede de la Vera Cruz, donde se canta el salmo penitencial que da nombre a la procesión.

Este año se cumplen 25 años desde que comenzó a realizarse este recorrido en Ávila para rememorar el espíritu de concordia que surgió tras una reunión entre las hermandades, que ponía fin a cerca de 200 años de conflicto entre ambas debido a las prerrogativas en el acompañamiento de los ajusticiados en sus últimas horas y tras la muerte.

Tras más de 150 años de controversia, el 25 de junio de 1713, hace ahora 305 años, los hermanos de ambas cofradías, y con motivo del ajusticiamiento al día siguiente de un reo, acordaron que la Vera Cruz asistiría al preso en vida, desde la cárcel al patíbulo, y Ánimas le daría sepultura.

La procesión del Miserere tendrá lugar el Martes Santo a medianoche, cuando se leerá el texto de concordia de 1713.

En la procesión, los cofrades de la Purísima Concepción, Santa María Magdalena y Ánimas Benditas del Purgatorio salen de su sede, la iglesia de Santa María Magdalena, y se dirigen hasta la ermita del Humilladero, situada al lado de la Iglesia de San Vicente, lugar donde los hermanos de la Vera Cruz los reciben.

Consulta aquí más noticias de Ávila.