Una mujer sostiene un paraguas bajo la lluvia
Una mujer sostiene un paraguas bajo la lluvia. EUROPA PRESS - Archivo

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé para este martes un aumento de temperaturas generalizado de las temperaturas en la Península y el este de Canarias, que será notable en amplias zonas del interior peninsular, e intervalos de viento fuerte a primeras horas en el bajo Ebro y Canarias.

Predominio de cielos poco nubosos o despejados en la mayor parte del país, salvo en el Cantábrico oriental y Pirineos, donde al principio del día estará nuboso con lluvias o lloviznas débiles, que remitirán durante el día.

Tampoco se descarta alguna lluvia débil y ocasional en la primera mitad del día en el litoral de Galicia y norte de las islas Canarias de más relieve e intervalos nubosos a primeras horas en otras zonas del extremo norte peninsular y Sistema Ibérico. La cota de nieve se situará en los Pirineos, al principio del día, entre los 800 y 1.400 metros, subiendo rápidamente.

Las temperaturas tendrán un ascenso generalizado en la Península y este de Canarias, que será notable en amplias zonas del interior peninsular y que será menos acusado en el litoral mediterráneo. Sin cambios en Baleares.

Los vientos serán del nordeste en Canarias, y del noroeste en el nordeste peninsular y Baleares, con intervalos de fuerte al principio en Canarias y bajo Ebro, con predominio de la componente oeste en el resto, siendo flojos en general.

El anticiclón claramente se situará sobre la Península este martes y miércoles, cuando las temperaturas subirán, incluso hasta alcanzar unos 28 grados centígrados en Levante, aunque la situación cambiará de nuevo a partir del miércoles, cuando por la tarde se acerque una borrasca que dejará precipitaciones y descenso térmico de manera generalizada en gran parte de la Península hasta el fin de semana, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

A partir del jueves comienza una segunda fase, con un descenso térmico, tras la subida a niveles superiores a los normales en el Mediterráneo, que volverá a producirse el viernes. Ya el sábado los valores se mantendrán y, el domingo, comenzarán a recuperarse.