Turull
Jordi Turull se despide entre lágrimas de su mujer a la puerta del Tribunal Supremo. Ballesteros / EFE

El candidato a la presidencia de la Generalitat Jordi Turull se presentó la tarde de este viernes ante el Tribunal Supremo entre lágrimas momentos antes de que conociera la decisión del juez Pablo Llarenasobre su ingreso en prisión.

Tras salir de un restaurante en el que comió acompañado de su mujer, sus abogados y el resto de los procesados, Turull se dirigió al Supremo de la mano de su mujer y rodeado de un nube de periodistas que apenas le dejaban avanzar hasta el alto tribunal, a escasos cien metros del local donde han comido.

Justo cuando llegaron al cordón policial de entrada, Turull se despidió de su mujer, ambos muy emocionados y entre gritos de ánimo de varios diputados y simpatizantes independentistas.

Su mujer le dijo algo al oído y en ese momento el candidato a president enfiló entre lágrimas el camino de entrada al Supremo.

Una escena que se ha repetido previamente con el exconseller Josep Rull, quien también se despidió emocionado de su mujer y sus allegados en el mismo lugar donde lo ha hecho Turull.

Algo más serios entraron la expresidenta del Parlament Carme Forcadell y los exconsellers Raul Romeva y Dolors Bassa.