Los sindicatos califican de "masivo" el seguimiento de la convocatoria de 48 horas de huelga en el mayor centro logístico de Amazon en España, ubicado en la localidad de San Fernando de Henares, en concreto, superior al 80% de la plantilla, según han informado los dirigentes sindicales en el piquete principal a las puertas de la empresa.

En este centro, el más antiguo de Amazon en España, trabajan unos 1.100 empleados fijos y alrededor de 900 temporales, señalan los sindicatos, que hicieron hincapié en que, tras la asamblea de trabajadores, el 75% de los cerca de mil empleados que votaron se mostraron a favor de dar la batalla contra el 'gigante' estadounidense del comercio electrónico.

El origen de la protesta, explican, está en la decisión de la empresa de imponer el convenio sectorial y negarse a renegociar el convenio interno propio que caducó en diciembre de 2016. Los sindicatos critican que la fórmula por la que opta la empresa, la del convenio sectorial, les elimina beneficios como horas extra, categorías intermedias y reduce el número de empleados temporales a un máximo del 10%, cuando ahora rondan el 45%.

"No ha habido negociación. Nos quieren quitar complemetnos, categorías y todas las reducciones de derechos nos dejan el sueldo en mil euros", ha denunciado el portavoz de CGT, Víctor Sierra. Los sindicatos han recordado que su intención es salvar las condiciones laborales de los fijos y mejorar la de los temporales, contratados semanalmente y por ETT.

Otros sindicalistas presentes en el piquete a las puertas del centro logístico de San Fernando de Henares han denunciado coacciones por parte de la empresa, con reuniones en grupos de treinta en treinta trabajadores y presiones y amenazas de represalias. Además, denuncian que les imponen horas extra este fin de semana y flexibilidad el siguiente, en Semana Santa, para recuperar las horas que no están trabajando por la huelga.

En declaraciones a los medios de comunicación, también a las puertas de Amazon, el manager de recursos humanos de la empresa, Fernando Casas, ha asegurado que se está desarrollando la actividad "con completa normalidad". A su juicio, "los clientes no van a notar los paros. Estamos priorizando que los pedidos funcionen. En caso de que no sea así, en el departamento de atención al cliente lo solventará lo más rápido posible", ha anunciado.

El portavoz de la empresa niega coacciones a los trabajadores y asegura que no se ha contratado a nadie estos dos días "porque respetamos el derecho a huelga". Al tiempo, la empresa se ha mostrado dispuesta a retomar negociaciones con los sindicatos.