Blanca Estrella, presidenta de la Asociación Clara Campoamor.
Blanca Estrella, presidenta de la Asociación Clara Campoamor. ASOC. CLARA CAMPOAMOR

Blanca Estrella Ruiz es presidenta de la Asociación Clara Campoamor y lleva más de 30 años defendiendo los derechos de las mujeres y de las víctimas de la violencia de género. Ruiz es, además, afiliada del PSOE y forma parte del Comité Nacional del PSE. Este jueves, sin embargo, no dudó en sentarse junto a las familias de varias víctimas en el Congreso, durante el debate sobre la prisión permanente revisable (PPR), y en criticar duramente la posición de los socialistas, favorables a la derogar esta pena introducida en 2015 con el único apoyo del PP. Tras la sesión parlamentaria, la presidenta de la Clara Campoampor dijo sentir "vergüenza" por la posición de su partido y por la intervención del diputado Juan Carlos Campo: "Como socialista, me da vergüenza lo que he visto", zanjó.

¿Cuáles son sus razones para apoyar la prisión permanente revisable (PPR)?

No estamos hablando de meter en la cárcel a todo el mundo y que no salga nunca, estamos hablando de violadores peligrosos, pederastas y asesinos de niños. No son muchos casos, pero son muy graves. Temas muy concretos y muy graves. Gracias a Dios no hay 100 casos, pero si hay 25 ya es suficiente para apoyarla.

¿Qué responde a sus detractores, que dicen que va contra la posibilidad de reinserción?

Nos mienten cuando nos dicen que todas las penas tienen que ir encaminadas a la reinserción. La Constitución, en su artículo 25.2, dice que las penas deben ir encaminadas a la reinserción salvo que una ley penitenciaria o una sentencia condenatoria dicte lo contrario, de modo que permite a un juez, en función de la peligrosidad del sujeto, dictaminar que alguien no sale de la cárcel en 30 años, y también puede haber una ley que diga "este no sale".

¿Y a quienes dicen que es una cadena perpetua encubierta?

Saben perfectamente que no lo es. Mienten y ellos sabrán por qué. Es su conciencia y su problema. Tienen que tener una conciencia muy oscura.

¿Todos los delincuentes se pueden reinsertar, o hay algunos que constituyen un peligro permanente para la sociedad y deberían pasar toda la vida en prisión?

Ojalá todos se pudieran reinsertar, así lo desearía, pero hay delincuentes, como el violador del ascensor y muchos otros, que han reincidido en cuanto los pusieron en la calle. No podemos exigir que los españoles reinsertemos a nadie, se tienen que reinsertar ellos. Si se reinsertan saldrán a la calle, y seré la primera en apoyarlo. Pero los hay que se niegan a acudir a los talleres de reinserción, y alguien que hace eso es que no le interesa reinsertarse.

¿Confía en que el Tribunal Constitucional avale la prisión permanente? ¿Ve normal que en casi tres años aún no haya resuelto los recursos que planteó la oposición?

Sí, totalmente. En cuanto a los tiempos, los marca el propio Tribunal Constitucional. Aunque, la verdad, bien podrían haber tomado ya una decisión, podrían haberse preocupado un poco.

Cuando se impone esta pena, es el juez o el tribunal quien determina si hay un pronóstico favorable a la reinserción y si el condenado puede o no salir de prisión. ¿Pero, se puede garantizar que alguien no va a reincidir?

Se puede saber quién está reinsertado y quién no. Es es una responsabilidad de los profesionales de la psicología, de los servicios psicosociales de prisión y, si el condenado quiere, de los que él quiera contratar. Pero se sabe: si no acuden a talleres, no piden perdón, si no se arrepienten... no hace falta ser psicólogo ni ser muy listo. Se sabía, por ejemplo, que el violador del ascensor no estaba arrepentido absolutamente de nada: ni de los dos asesinatos ni de las decenas de violaciones.

¿Qué debería hacerse si un condenado a este castigo, tras abandonar la cárcel porque se estima que está reinsertado, reincide? ¿Adoptar medidas penales más duras?

Pedir responsabilidades a quien certificó su reinserción. Los profesionales se tienen que hacer responsables de lo que hacen. No puede ser que maten a una niña y no pase nada. Si alguien certifica que alguien está reinsertado, será responsable de lo que pase. Cada uno tiene que apechugar con sus responsabilidades.

¿Qué opina de que en casi tres años de vigencia de la PPR solo se le haya aplicado a una persona?

La asociación, en este momento, tiene pedida prisión permanente revisable para otros cinco casos. Pero es que es muy nueva: un juez tarda tres, cinco o diez años en la instrucción, por eso solamente hay uno condenado por ahora, pero hay muchos casos en la mesa de los jueces.

¿Cree que es necesario ampliar los supuestos en los que se puede aplicar este castigo o dificultar el acceso a los permisos penitenciarios y el tercer grado, como este jueves plantearon PP y Cs en el Congreso de los Diputados?

A la prisión permanente revisable le falta incorporar alguna propuesta que han hecho las víctimas. Por ejemplo, debería aplicarse cuando se oculta el cadáver mucho tiempo, porque se destroza a la familia.

¿Era este el mejor momento para debatir esta cuestión en el Congreso de los Diputados?

Eso es su problema. Aquí el calendario empieza cuando el PNV presenta la proposición para derogar la PPR, y a partir de ahí han sido los tiempos reglamentarios del Congreso. Son ellos los que tenían que haberlo parado, los que votaron en contra [de la PPR].

¿Cómo vivió la sesión parlamentaria de este jueves?

Fue bochornoso. Para mí fue muy doloroso, y para las víctimas mucho más. El debate, en general, y la actuación de quien habló en nombre del PSOE en particular.

¿Qué opinión le mereció la intervención de Juan Carlos Campo (PSOE)? Usted pidió perdón por su intervención y ha dicho que va a pedir a su dimisión como diputado.

Pedí perdón en mi nombre y en el de mi familia, fundadora del partido en la cuenca minera de León y Palencia. En nombre de todos ellos, de todos los fusilados de mi familia, que fueron muchos. Y sí, quiero pedir su dimisión como diputado. El lunes llamaré o enviaré un correo, porque quiero la dimisión de este diputado que no está a la altura de las circunstancias, y menos aún, a la altura de las víctimas. No tiene talla ni moral política.

Campo dijo que "sin prisión permanente revisable vencimos a ETA" y que con ella "hemos tenido la muerte de Gabriel". ¿Qué consideración le mereció esta frase?

Eso fue terrible. Y cuando dijo que el PP nos manipula y utiliza por intereses partidistas... ¿manipularme a mí?

¿Le ha llamado alguien del partido?

Muchos. Solo me ha autorizado a dar su nombre Javier Rojo (presidente del Senado entre 2004 y 2011), que me ha felicitado y me ha agradecido que una voz del partido hable con principios y con honestidad. Pero han sido muchos los que me han agradecido que esté con las víctimas. También algunos cargos.

Usted se reunió recientemente con Margarita Robles, portavoz del PSOE en el Congreso, para hablar de la prisión permanente. ¿Qué le transmitió?

Robles dice ahora que el PSOE no tiene inconveniente en esperar al Constitucional. Fue lo mismo que le propuse yo, y me lo denegó. Yo le propuse que el PSOE se abstuviera o abandonase el Pleno a la espera de que el Constitucional resuelva los recursos, y así se hubieran ahorrado el bochorno de este jueves.

¿Cree que el PSOE debería convocar una consulta a sus bases sobre la PPR?

Tenía que haberlo hecho ya. Debería haberlo hecho ya cuando lo recurrió al Constitucional.

¿Ha abandonado el PSOE a las víctimas?

El PSOE no lo sé, pero quien habló en su nombre sí.

¿Se plantea retirarle su voto?

Eso ya me lo pensaré.

¿Qué espera de las manifestaciones convocadas para este fin de semana? Familiares de víctimas han recogido millones de firmas a favor de esta pena, pero la mayoría del Congreso de los Diputados quiere derogarla. ¿Qué más pueden hacer la sociedad para que se mantenga?

Eso lo decidirán las víctimas, y yo estoy con ellas. Yo estoy donde estén las víctimas. La asociación estará en las manifestaciones y recogiendo firmas. Hago un llamamiento a la ciudadanía: necesitamos vuestra firma en change.org.