David Oubel, el parricida confeso de Moraña (Pontevedra), aceptará la prisión permanente revisable por el asesinato de sus hijas, tras confirmar su abogado que se muestra "conforme" con todas las conclusiones del fiscal, incluida la petición de condena.

El letrado, en la lectura de su informe final, ha explicado que esta conformidad se produce "al haberlo manifestado así" el acusado en el juicio oral y hacerlo "de manera libre" y tras haber "pedido perdón" y haber manifestado que "se arrepiente" de haber cometido el crimen.

Inicialmente, la estrategia de la defensa era alegar que su cliente, el día del crimen había sufrido un "trastorno mental transitorio" que le haría inimputable por estos dos asesinatos, pero la confesión de Oubel en la primera jornada del juicio ha obligado a mostrar su conformidad con los hechos relatados por el fiscal y la acusación particular.

Con esta modificación, el parricida confeso será condenado por este doble crimen.

El jurado comenzará a deliberar su veredicto este jueves, un trámite que se espera que sea breve tras aceptar David Oubel ser condenado a la prisión permanente revisable. El parricida de Moraña, si se cumplen estas previsiones, será el primer condenado en España al que se le aplica esta modificación del Código Penal.