Malick Gueye, portavoz del Sindicato Manteros y Lateros de Madrid
Malick Gueye (izquierda), portavoz del Sindicato Manteros y Lateros de Madrid. SOS RACISMO

Malick Gueye es originario de Senegal, tiene 35 años y lleva 13 residiendo en España. Es portavoz del Sindicato Mantero y Latero de Madrid, y amigo de Mame Mbaye, el hombre que este jueves por la tarde murió de un infarto en Lavapiés cuando, presuntamente, escapaba de una persecución policial en una intervención al top manta. La Policía asegura que su muerte no está relacionada con la intervención contra la venta ambulante en Sol.

El colectivo Manteros y Lateros lo forman unas cincuenta personas que se reúnen desde 2010 todos los martes para pedir la despenalización de su modo de supervivencia, la venta ambulante. Responde brevemente a 20minutos, poco antes de celebrar una concentración en protesta por la muerte de su compañero y amigo.

¿Quién era Mame Mbaye?
El hombre que murió ayer en Lavapiés, antes de nada, es mi amigo desde hace diez años. Es un chico de nuestro colectivo (Sindicato de Manteros y Lateros) que llevamos años denunciando acosos y agresiones de la Policía, reuniéndonos todos los martes, y luchando para denunciar todo lo que estaba pasando.

¿Había aumentado recientemente la presión contra el Top Manta?
La presión nunca ha bajado. Llevamos tres años denunciando la persecución, el acoso y explicándoles al Ayuntamiento lo que estaba pasando. Y no han hecho nada. Esto no es algo nuevo que llegan y matan a Mame. Llevábamos tiempo advirtiendo al concejal de seguridad, Javier Barbero, y a (Manuela) Carmena. y nada. Hoy lamentamos la muerte de un amigo.

Cuénteme qué ocurrió exactamente ayer por la tarde en el momento del fallecimiento de Mbaye. ¿Hay versiones contradictorias?
Lo que va a decir la Policía ya lo sabemos, pero sí que había una persecución. Le siguieron desde la Puerta del Sol con motos y cuando llegó a la calle Oso, a varios kilómetros, se cae. Estaba un amigo con él y cuando intenta ayudarle, para meter los dedos en la boca para no morderse la lengua, la Policía lo empujó y le apartó. Los mismos policías se bajaron de la moto y lo empujaron y ahí se murió.

¿Qué es el Sindicato de Manteros y Lateros?
En el colectivo somos más de 50 personas, que nos juntamos todos los martes para denunciar lo que sufrimos en la vida cotidiana, agresiones, abusos y detenciones. Ingresos en los CIE y deportaciones. Hacen lo que quieren con los detenidos, saben que no pueden denunciar. Hemos llevado un registro denuncias. En julio se lo hicimos llegar al Ayuntamiento. Eran 18 agresiones a nuestros compañeros, compañeros con brazos y piernas rotas. No es algo de ahora.

¿Cuáles son sus reivindicaciones?
Mame llevaba 13 años en España y muchos años pidiendo sus papeles. Como él, los manteros venden en la calle por culpa de la ley de extranjería, que no te permite derechos y te obliga a la clandestinidad. La ley de extranjería condenó a Mame a la clandestinidad. La gente vende en la calle por las barreras de esa ley que dice que la gente no tiene derecho de trabajar, que son ilegales, y no tiene otra forma que sobrevivir que sobre la manta. Pedimos la derogación de la ley de extranjería y la despenalización de la manta porque hoy por hoy es un delito penal vender en la calle, con hasta dos años de cárcel, y llevamos desde 2010 diciendo que sobrevivir no es un delito. Hay muchísimos manteros en cárcel por vender en la calle. No puedes ser penalizado por sobrevivir, que los pobres vayan a la cárcel como ocurre a día de hoy en España.

¿Qué piden en la concentración de este viernes?
Que los que son responsables de la muerte de Mame paguen las consecuencias, que los dos policías responsables paguen por eso, y también el Ayuntamiento. Ellos han permitido estas agresiones.

Sobre los disturbios de anoche... ¿Qué dice su sindicato?
Pues que es fruto del enfado y de la rabia de la gente, pero si la Policía no hubiera cargado esto no habría pasado. Pero cómo no protestar, si delante de nuestros ojos han matado a una persona. La prensa se va a centrar en la violencia y los disturbios, pero no creo que eso sea lo que más importe. La clave es la muerte de un hombre.

Consulta aquí más noticias de Madrid.