José María Iruarrizaga y Aitor Soloeta presentan el plan contra el fraude 2018
José María Iruarrizaga y Aitor Soloeta presentan el plan contra el fraude 2018 DFB

La Diputación Foral de Bizkaia va a iniciar un proceso de especialización en el ámbito de la economía digital y de las transacciones económicas mediante criptomonedas, con el objetivo de garantizar que los contribuyentes vizcaínos que operan mediante estos modelos de negocio se ajustan a la normativa tributaria.

El diputado de Hacienda y Finanzas de Bizkaia, José María Iruarrizaga, acompañado del director general de Hacienda, Aitor Soloeta, ha presentado este jueves el plan de lucha contra el fraude de 2018, elaborado por la Dirección de Hacienda y que es "la guía que orientará en este ejercicio la actuación del personal técnico de la Hacienda foral en la lucha contra el fraude fiscal".

Iruarrizaga ha explicado que, mediante esta especialización, la Hacienda vizcaína "se adentra en un ámbito económico que se está desarrollando a gran velocidad, que supone un reto de primer orden para todas las administraciones tributarias", y en el que se deben implantar "las medidas y sistemas de control necesarios para evitar irregularidades en estos nuevos modelos de negocio".

Dado la especial cualificación que tienen en el ámbito informático y en el empleo de nuevas tecnologías, quienes se formarán en este campo serán miembros de la unidad de auditoria informática, formada por personal de la subdirección de inspección. El objetivo es conocer con detalle los nuevos modelos de distribución y comercialización de bienes y servicios a través de internet, tanto entre empresas como entre empresas y particulares, así como nuevas tecnologías de análisis de datos, y el empleo de criptomonedas como los bitcoins, en las transacciones económicas.

"Nuestro reto es poder controlar que este tipo de moneda no se utilice para ocultar rentas o patrimonio de los contribuyentes", ha explicado, para precisar que "la reflexión no es que consideremos que existe un fraude generalizado en la economía digital, ni mucho menos, pero tenemos que tener mecanismos de control para saber cómo se están llevando a cabo esas operaciones económicas en internet para saber si están tributando como deben en Bizkaia".

Iruarrizaga ha indicado que la especialización en la economía digital se alinea con el objetivo general de la Hacienda de Bizkaia de que "todos y cada uno de los contribuyentes cumplan con sus obligaciones tributarias, llegando a todo tipo de obligados tributarios en cada ámbito de la economía".

"Desde la Hacienda de Bizkaia lo que se va a hacer es conocer en profundidad estos modelos de negocio, y adentrarse en un ámbito económico que se está desarrollando a gran velocidad, para conocerlo, y, más adelante, poder implantar las medidas y sistemas de control necesarios para evitar las posibles irregularidades que se puedan dar", ha insistido.

En ese sentido, ha señalado que, según datos del Eustat, en 2016 las ventas online de empresas de Bizkaia fueron de 5.400 millones de euros y las compras ascendieron a 5.800 millones. "Es un mundo que tenemos que empezar a explorar", ha dicho Iruarrizaga.

"PREVENIR, DETECTAR Y REGULARIZAR"

El plan de lucha contra el fraude de 2018 está diseñado para "prevenir, detectar y regularizar el fraude en todos los ámbitos de la economía, desde el pequeño contribuyente hasta la gran multinacional o las transacciones online".

Entre las novedades de este plan, Iruarrizaga ha anunciado que la dirección de Hacienda foral creará una nueva unidad de trabajo, especializada en los Impuestos Especiales de Fabricación (impuestos sobre el alcohol y bebidas alcohólicas, los hidrocarburos, las labores del tabaco y sobre la electricidad).

La función de esta unidad de trabajo, ha explicado el diputado, será "verificar que las operaciones de fabricación y comercialización de los bienes que son objeto de los impuestos especiales tributan correctamente en todos los impuestos afectados y en todo los operadores económicos implicados". "Es decir, no solo analizarán los impuestos especiales, sino cualquier otro impuesto que también afecte a esos bienes".

Esta nueva unidad se suma a otras ya en funcionamiento, como la unidad de fiscalidad internacional, el grupo operativo de investigación concursal, la unidad de control tributario de grandes contribuyentes o la auditoria informática.

El plan de lucha contra el fraude fiscal de la Hacienda foral de Bizkaia para el año 2018 contempla así mismo otras actuaciones distribuidas en tres grandes ámbitos: la prevención, la obtención de información y la regularización.

Las actuaciones preventivas están dirigidas a educar y reforzar la conciencia fiscal, facilitar a los contribuyentes el cumplimiento de sus obligaciones tributarias y evitar la realización de actuaciones fraudulentas.

Entre ellas, Iruarrizaga ha enmarcado aquellas dirigidas a "mejorar la información y asistencia a los contribuyentes; el módulo de educación tributaria puesto en marcha este año en 50 centros educativos de Bizkaia; el desarrollo del plan integral de control de las actividades económicas, que ya ha cumplido hitos como la puesta en marcha del modelo 140 o el Sistema de Suministro Inmediato de Información, y en el que se trabaja para implantar a futuro un sistema de control de terminales de puntos de venta".

Asimismo, ha recordado las actuaciones de seguimiento de aquellos contribuyentes que en los años anteriores han sido objetivo de comprobación, a fin de verificar que no reinciden.

En un segundo grupo están las actuaciones dirigidas a obtener y analizar información con trascendencia tributaria, como bienes, rentas o actividades económicas de los contribuyentes. En este ámbito, Iruarrizaga ha destacado la importancia de los convenios de intercambio de información con otras administraciones tributarias, así como con entidades, públicas o privadas, y el desarrollo de herramientas informáticas que permiten manejar el gran volumen de datos obtenidos.

Entre estas actuaciones, ha destacado el análisis de empresas que operan en el ámbito de la fiscalidad internacional o las operaciones realizadas en el sector inmobiliario y, en particular, la promoción y compraventa de viviendas de lujo, el arrendamiento de inmuebles por particulares, el alquiler de viviendas de uso turístico y la correcta tributación de las obras de rehabilitación.

El tercer grupo comprende las actuaciones dirigidas a comprobar, investigar, y, en su caso, regularizar la situación de los obligados tributarios. Entre otras, se contemplan actuaciones de control de la tributación de los grupos empresariales internacionalizados, de las grandes empresas y grupos fiscales, o de las personas no residentes por las actividades que realicen en Bizkaia.

REFUERZO DE LA PLANTILLA DE INSPECCIÓN

Este año 2018 la Hacienda Foral de Bizkaia ha incrementado la plantilla de personal inspector con la incorporación, el pasado 1 de marzo, de 20 nuevos subinspectores de tributos. Además, está previsto que a finales de año se inicien las pruebas de la oposición para cubrir otras 12 plazas de inspector de finanzas.

Actualmente, la plantilla de la dirección de Hacienda está integrada por 802 plazas, correspondiendo 503 a la subdirección de gestión tributaria, 150 a la de inspección, 132 a la de recaudación y 17 al servicio de coordinación y asistencia técnica.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.