"Era una mujer ejemplar que demostró durante toda su vida no solo su excepcionales cualidades como intérprete lírica, que la convirtieron en una de las voces canarias más internacionales, sino también como docente musical y, especialmente, como persona", dijo el presidente.

Carlos Alonso señaló que María Orán "presumió siempre del amor por su tierra y por su gente". "De hecho, quiso dedicarse plenamente a transmitir sus conocimientos artísticos a los jóvenes cantantes canarios, poniendo a su servicio su experiencia artística y ayudándolos a canalizar su talento", añadió.

Por su parte, el director insular de Cultura, José Luis Rivero, ha manifestado que están "consternados" por la pérdida de María Orán, uno de los emblemas culturales más importantes de Canarias en el mundo. "La lírica y la educación musical de nuestro territorio no se entendería sin el magisterio de esta gran dama de la cultura", valoró.