Guardia Civil y Policía Nacional
Agentes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional, en una imagen de archivo. EUROPA PRESS

Los sindicatos policiales y las asociaciones de guardias civiles firmarán en breve la oferta del Ministerio del Interior para lograr que agentes de ambos cuerpos cobren igual que los mossos, después de que el sistema online de votación para que las bases refrendaran el preacuerdo fuera atacado.

Estas organizaciones informaron de esa decisión tras suspender la votación de sus afiliados y asociados sobre la oferta de Interior al sufrir la web un ataque organizado que obligó a interrumpirla.

Con todo, las organizaciones decidieron que suscribirán la oferta, al considerarse legitimados para hacerlo ya que, en el caso de la Policía, los cuatro sindicatos representan al 83,5% de todos los agentes y las siete asociaciones al 60% de los guardias civiles.

El Ministerio se ha comprometido a una dotación en tres años de 1.100 millones de euros, de los que 500 podrían aplicarse este año y con efectos retroactivos desde el 1 de enero. A ello se suman 100 millones más para incentivar a los agentes en segunda actividad que quieran volver al trabajo.

Los cálculos de Interior cifran que en 2020 de media un policía nacional percibirá 561 euros brutos más al mes y un guardia civil 720 euros más, unas cantidades que serán superiores para las categorías medias y bajas, cuyos sueldos están más alejados de los de los mossos.

Así lo recordó en rueda de prensa el presidente del Sindicato Profesional de Policía (SPP), José Antonio Calleja, portavoz de los cuatro sindicatos y las ocho asociaciones que firmarán la oferta, una decisión de la que han informado ya a Interior y que será ratificada el jueves con el secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto.

Ciberataque

En la decisión ha pesado el boicot que sufrió el lunes la web habilitada para que los afiliados y asociados votaran la propuesta del Gobierno y que impidió votar a los agentes.

Ante ello, y después de constatar que ya no era posible contar con un sistema igual que el habilitado para poder votar con normalidad, y ante la certeza de que podía producirse un nuevo ataque, los representantes de los agentes decidieron a las 21.00 horas suspender la votación, explicó Calleja.

Sindicatos y asociaciones dejaron claro que llegarán hasta las últimas consecuencias para descubrir a los responsables de este ataque y, por ello, lo han denunciado y han pedido a las unidades de delitos tecnológicos de ambos cuerpos que lo investiguen.

Las juntas directivas de sindicatos y asociaciones llegaron a la conclusión de que lo mejor eran aceptar la oferta, en una decisión en la que también ha pesado la reivindicación de otros colectivos de la administración que se están sumando a estas demandas.

A los agentes les parece "legítimas" esas reivindicaciones de los funcionarios de prisiones o de justicia y les animan a seguir luchando por ellas.

Reconocen que no se trata de una equiparación total con los mossos, pero tampoco "migajas", y precisaron que en el acuerdo se ha incluido una cláusula para estudiar de forma pormenorizada el reparto de esos 807 millones y si ese análisis determina que la cifra debe ser superior, el Ministerio se ha comprometido a completarla.

Calleja se ha referido también a los ataques que están sufriendo por parte de agentes que no pertenecen a sindicatos y asociaciones, que han llegado incluso hasta las calumnias, injurias y escraches.