Emma Stone
La actriz Emma Stone posa con un traje de chaqueta sobre la alfombra roja de los Óscar 2018. Mike Nelson / EFE

El look que Emma Stone escogió para acudir a la 90 edición de los Óscar tiene divididos a los expertos de la moda. Hay quienes la ven como una de las mejores vestidas y los que opinan que su estilismo era muy extragante para una noche tan importante. Eso sí, durante la gala, dejó uno de los momentos más graciosos que protagonizó junto a su mejor amiga Jennifer Lawrence.

La protagonista de La La Land confió en la firma Louis Vuitton con un blazer de seda tipo esmóquin burdeos, cinturón fucsia y pantalones pitillo en color negro. Desafió todas las propuestas al ser de las pocas mujeres que acudió al evento sin un vestido o una falda.

Mara Roszak y Rachel Goodwin fueron las encargadas de la puesta a punto de la ganadora del Óscar cuyos ojos iban en sombras coral inspirados en las mujeres emblemáticas de los años setenta.

Respecto al pelo, dejó su reciente permanente para volver a lo liso y recto.  "Se quiso que luciera muy elegante, con volumen y brillo", dijo Roszak.

Durante los Globos de Oro de 2015, Stone también evitó un vestido cuando se puso un mono de Lanvin.