Médico, medicina, sanidad.
Imagen de un médico, medicina, sanidad. ARCHIVO

El cuidado es un tema generalizado por el que todos tendremos que pasar, o por el que ya hemos pasado. El 90% del tiempo, el cuidado de la salud coje la forma de un cuidado familiar. Efectivamente, uno o varios miembros de una familia se ocupan de su familiar enfermo, a veces incluso en jornada completa.

Esta situación impacta el bienestar de la persona, su salud física y mental, y hasta su trayectoria laboral. En cuanto al sector laboral de cuidados, es un área precarizada, feminizada y racializada. De hecho, el sector cuenta con una presencia importante de mujeres inmigrantes que "asumen el trabajo de cuidados sometidas a condiciones laborales precarias y sujetsa a horarios flexibles", según Laura Pérez, concejala del Ayuntamiento.

La ciudadania reclama cada vez más que las administraciones publicas propongan mejores servicios más adecuados y que aseguren tanto el derecho a ser cuidado como el derecho a cuidar con calidad y "condiciones laborales dignas y equitativas" ha explicado Pérez en la rueda de prensa de este lunes. De este modo, el Ayuntamiento de Barcelona ha decidido poner en marcha, a partir de este verano, un nuevo espacio en la ciudad dedicado al cuidado.

Este nuevo espacio tendrá un coste de unos 300.000 euros anuales, con entre 10 y 15 trabajadores, que se suman a los 400.000 euros de la remodelación de todo el edificio del Pamem, la antigua mutua municipal, que acojerá este espacio.

Laura Pérez ha declarado que sería un "espacio único y pionero de la ciudad" destinado a personas receptoras de cuidado, en situación de dependencia, de discapacidad, con enfermedades y que necesiten una atención particular pero también a personas mayores que necesiten un apoyo durante su proceso de envejecimiento y a las cuidadoras profesionales y no-profesionales.

Con este nuevo centro, el objetivo de la ciudad consiste en "promover la corresponsabilidad de todos los sectores sociales a la hora de asegurar un derecho al cuidado digno e ir reduciendo la desigualdad social y de género que caracterizan el sector" según ha explicado la concejala. Gemma Tarafa, comisionada de salud del Ayuntamiento, ha insistido sobre la necesidad y la utilidad de este espacio, asegurando que "un 60% de las personas cuidadoras notan un empeoramiento de su salud".

Asimismo, Tarafa ha explicado la organización del próximo centro, que se dividirá en 3 servicios. Primero, el servicio de información y orientación que estará disponible por web, teléfono o en presencial y que se encargará de informar sobre preguntas técnicas o de aspecto juridico además de proponer un soporte emocional a los visitantes.

El segundo servicio será el de conocimiento y encuentro, un espacio que favorezerá la conexión entre profesionales y personas y propondrá formaciones. Por fin, el último servicio de coordinación y trabajo en redes actualizará la información centralizada.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.