Amaia y Alfred en 'El Hormiguero'
Amaia y Alfred, de OT, visitan 'El Hormiguero'. ANTENA 3

Llevan siendo la pareja de moda desde hace tres meses, cuando Alfred y Amaia versionaron la canción City of Stars en OT y nos hicieron olvidar el Escondidos de Bisbal y Chenoa. Esta noche se han sentado en el plató de El Hormiguero en el marco de su gira mediática por España y Europa antes de Eurovisión. Allí, ha habido tiempo para la nostalgia, para hablar del futuro y también para las risas. Hasta para gastarle una broma a Pablo Motos en pleno directo por la que ha abandonado la mesa.

Después de unos minutos de preguntas protocolarias, llegaba la que todo el mundo esperaba. "¿Y cómo fue vuestra historia? ¿En qué momento os fijásteis el uno en el otro?". La tensión se palpaba de repente. Alfred se movía incómodo en la silla y negaba con la cabeza. Los protagonsitas de la noche se miraban: ella con media sonrisa, él más serio. Estaba claro, no querían hablar del tema. "Dijimos, Amaia, que esto no, que ya está", comentaba él. "¿No queréis hablar de ello?", insistía Motos con la boca pequeña. "No sé, ya hemos hablado antes que no", remataba Alfred, pero el presentador no quería tirar la toalla. "Si no queréis hablar, no hablamos de esto. Dime solo qué es lo que más te gusta de Amaia". Entonces salió el Alfred más tajante: "No, no, en serio. ¿Podríamos hablar de música, no?".

Pero la de Pamplona quiso acabar con el momento incómodo enseguida al ver que Motos les preguntaba por su artista de cabecera cambiando de tercio por completo. "Ay, Alfred, no, que es broma", soltaba ante la cara de incredulidad del líder de El Hormiguero y los aplausos y las risas del público. Acto seguido enseñaban a cámara un folio en blanco con las palabras "Es broma". 

Broma al canto, llegó el momento de las confesiones y de responder a las preguntas que habían aparcado adrede. El amor de Alfred nació, como ya dijo en la última gala de OT, cuando cantaron la canción de la película La La Land, aunque añadió que el hecho de que Amaia conociera a una artista catalana que a él le gusta fue decisivo. "Nos empezamos a enamorar en City Of Stars, aunque a mí ella me enamoró porque conocía a una cantante catalana que me encanta". Para ella, todo empezó mucho antes. "A mí me llamó la atención él en los castings porque veía ahí a un tío con trombón y pensaba 'ay, pobre, a ver qué hace", decía la joven con la naturalidad con la que se ha metido en el bolsillo a media España. 

Paseo desapercibido por Barcelona

La pareja visitó Barcelona (como ya  publicaron en Instagram) después de que el concurso llegara a su fin. Y, lejos de lo que se pueda imaginar cualquiera, los dos pudieron hacerlo casi en el más estricto anonimato. "Paseamos por toda la Rambla y nadie nos paró. De noche está lleno de guiris y nadie nos conocía", confesaba el joven. La historia cambió cuando llegaron a Plaza España. "Allí nos avasallaron".

Después de pisar la tierra de Alfred, llegaba el turno de hacerlo en la de Amaia. "Mi familia (el chico dijo de sus suegros que son "muy majos") está muy nerviosa con todo, mi madre sobre todo", relataba la navarra. "Aunque bueno, siempre lo ha estado porque soy muy dejada...". Su pareja suscribía esa idea contando con todo lujo de detalles uno de los momentos que vivieron en Pamplona. "Su madre se pasó todo el día diciéndole que si lo llevaba todo, que si no se dejaba nada... Las dos a punto de un ataque de nervios. Y ya en el taxi me llama su padre: 'Oye, que Amaia se ha dejado la documentación en casa".