'Presos políticos'
Folleto de la obra 'Presos políticos', de Santiago Sierra. EUROPA PRESS

La galería Helga de Alvear ha vendido los 500 ejemplares del folleto ilustrativo de la obra de Santiago Sierra 'Presos políticos', retirada ese miércoles de ARCO a petición de Ifema, que este jueves ha pedido disculpas a las galerías presentes en la feria.

Pese a que el montaje, 24 fotos pixeladas y numeradas con imágenes, entre otros, de Oriol Junquera o 'los Jordis', sin nombres pero con leyendas que narran su situación, se retiró a primera hora de este miércoles, la galería mantenía en venta por 10 euros los folletos ilustrativos.

El mismo miércoles, cuando se abrió la feria a profesionales y periodistas, ya se había vendido 200 y este jueves se han terminado, según han explicado  fuentes de la galería, que precisan que, como es habitual, se han apartado y reservado para la propia galería unos 15 ejemplares.

Esta venta se une a la de la propia pieza, que ha sido adquirida por el empresario catalán Tatxo Benet por 80.000 euros más IVA y que será exhibida en el Museo de Lleida.

Se desconoce, por el momento, si tras las disculpas, la obra de Sierra volverá a ser expuesta en ARCO Madrid. Además, tampoco se ha desvelado si finalmente el artista realizará el próximo sábado 24 de febrero una presentación del montaje en el marco de la feria o lo hará en un contexto fuera de ARCO.

'The New York Times' se hace eco de la polémica

El medio estadounidense 'The New York Times' se ha hecho eco en su edición digital de la polémica retirada de la Obra 'Presos políticos', de Santiago Sierra, de la 37 edición de ARCO Madrid.

El artículo, titulado 'Spanish Artwork Denounced Political 'Persecution.' It Was Ordered Removed' ('Una obra de arte española denunció persecución política. Fue retirada') advierte de los "riesgos" que corre la libertad de expresión en España.

"Ya sea por ley o por intimidación, España se ha convertido en un país en el que los riesgos de la libertad de expresión han aumentado silenciosamente en los últimos años", comienza la noticia.

En este sentido, hace alusión a los titiriteros que fueron procesados por "incitar al terrorismo", así como a un tuitero de 21 años, un poeta y algunos músicos, además de mencionar una ley "muy criticada" que no permite grabar las caras de los policías en las calles y que "restringe de manera drástica las reuniones públicas".