La diputada del PAR Lucía Guillén.
La diputada del PAR Lucía Guillén. PAR

La diputada del PAR portavoz en materia de Desarrollo Rural en las Cortes de Aragón, Lucía Guillén, ha registrado una proposición en la que plantea una batería de medidas directas por parte de las Administraciones, ha informado este partido en una nota de prensa.

En concreto, solicitará al Gobierno central aplicar las excepcionalidades legales previstas para establecer la mayor reducción posible del IVA y del IRPF al sector frutícola, la condonación de las cuotas de la Seguridad Social y la devolución de las cuotas de los trabajadores desde mayo.

También le reclamarán la constitución de una interprofesional de la fruta que promocione el consumo de fruta de hueso en España y regule la calidad, así como acciones para la mejora del funcionamiento de la cadena de comercialización, con controles ante prácticas como las entregas a resultas y garantías del cumplimiento de la obligación de contratación de producto.

Además, la proposición de Guillén insta al Gobierno de Aragón a realizar todas las gestiones oportunas para la protección de la cadena alimentaria, intermediar para se solicite a la Unión Europea la declaración del sector frutícola aragonés en perturbación grave de mercado y el impulso y apoyo a las pequeñas explotaciones agrarias y jóvenes agricultores.

CRISIS RECURRENTE

La diputada del PAR ha explicado que el sector de la fruta de Aragón "atraviesa desde hace unos años una situación de crisis recurrente, que se inició con el veto ruso en 2014" y que en la actualidad padece "un fuerte desequilibrio estructural entre oferta y demanda, que impide comercializar las producciones a precios justos para los agricultores".

La consecuencia han sido "los resultados económicos obtenidos por el sector frutícola aragonés una vez finalizada la campaña", que "podrían calificarse como ruinosos, sobre todo los de la fruta de hueso, que se ha estado pagando por debajo del coste de producción" que se ha incrementado, ha relatado Guillén.

Asimismo, ha indicado que la reducción de ingresos para los agricultores de la zona ha provocado incluso el abandono de explotaciones, junto con la desmotivación y riesgo para el provenir de jóvenes agricultores que recientemente se han incorporado al sector, "sin que las determinaciones aplicadas hasta el momento hayan resuelto los problemas".

Lucía Guillén ha indicado que "el futuro no es muy alentador", si no se poner en marcha soluciones urgentes "más que las buenas palabras del Gobierno de Aragón" porque el sector "tiene vital importancia para muchas zonas de nuestra comunidad".

Por otro lado, el Partido Aragonés ha formulado una enmienda a los presupuestos de Aragón para 2018, en la que plantea una partida de 700.000 euros destinados a "apoyo al sector frutícola para superar periodos de bajos precios de mercado".

"Se trata de acordar con las asociaciones, entidades comarcales y ayuntamientos, dedicar esos fondos y otros que podrían suplementar la partida, a aquellas inversiones y programas que compensen las dificultades para tantas familias, que están desesperadas, y para muchas explotaciones", ha explicado la diputada del PAR.

MÁS FONDOS

La enmienda se une a otras propuestas de aumento de fondos en los presupuestos de la Comunidad, que el PAR ha presentado para modernización de la agricultura aragonesa, jóvenes agricultores, desarrollo rural, primas de seguros, desarrollo agroalimentario e internacionalización, cooperativismo y competitividad de explotaciones.

Estas propuestas de compromiso con el sector de la fruta complementan las acciones locales del PAR en el mismo sentido, con la participación de representantes del partido, como el presidente intercomarcal y diputado Jesús Guerrero, en las movilizaciones del pasado verano o la resolución aprobada por el Ayuntamiento de Velilla de Cinca, cuya alcaldesa es Belén Ibarz, así como el "rotundo posicionamiento" del Comité comarcal de Bajo Cinca del Partido Aragonés, presidido por Alejandro Poy.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.