De la Serna
El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna. EUROPA PRESS

Tras 11 años de promesas incumplidas acerca del soterramiento de las vías de Rodalies en L'Hospitalet de Llobregat, el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha vuelto a prometer este martes esta actuación, y le ha puesto fecha. Ha asegurado que las obras empezarán a principios de 2020 y previsiblemente estarán acabadas en 2025. Su coste será de 608 millones de euros, que procederán en su totalidad del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif).

De la Serna ha hecho este anuncio tras reunirse en este municipio con su alcaldesa, Núria Marín, y el presidente de Adif, Juan Bravo, para hablar del proyecto, que se aprobó en 2007 –antes de la crisis económica– y que tendrá un nuevo redactado en 14 meses. Este no solo contempla cubrir seis kilómetros de vías de las líneas R2 y R4, que parten en dos la ciudad, sino también construir un intercambiador en La Torrassa que supondrá cambiar la configuración de los túneles de Rodalies, lo que permitirá descongestionarlos y aumentar la frecuencia de los trenes. Esta, según un informe del Institut Cerdà, podrá crecer hasta un 150%.

"No es únicamente una actuación urbanística. En el diseño final se plantean mejoras funcionales desde el punto de vista ferroviario para Cercanías", ha destacado el ministro, que ha pedido un "voto de confianza" hacia el Gobierno. "Todo lo que hemos anunciado hoy lo llevaremos a cabo con la máxima intensidad posible y en el menor plazo posible", ha asegurado.

El soterramiento de las vías irá, en un principio, de la salida de la estación de Sants de Barcelona hasta el nuevo intercambiador y será común para la R2 y la R4, línea, esta última, que no estaba previsto cubrir inicialmente y que ahora se ha incorporado al proyecto. Posteriormente, se extenderá hasta rebasar la estación de Bellvitge para la R2 y, en el caso de la R4, llegará hasta las inmediaciones de la estación de L'Hospitalet de Llobregat.

En cuanto al intercambiador de la Torrassa, dará servicio a Rodalies y a las líneas 1 y 9 del metro. Hará posible hacer transbordo de la R2 a la R4 y viceversa, por lo que "muchas personas no tendrán la necesidad de ir a la estación de Sants para hacer el intercambio", ha apuntado De la Serna.

Para hacer que se cumplan los compromisos adquiridos, el ministro ha anunciado que la Generalitat, el Ajuntament de l'Hospitalet y el Ministerio de Fomento firmarán un convenio que los recoja y que se creará una comisión de seguimiento que contará con la participación de las tres administraciones y vecinos. Esta se reunirá trimestralmente.

La promesa de De la Serna ha sido bien acogida por la alcaldesa del municipio y las entidades vecinales, pero también ha generado desconfianza. "Es una excelente noticia", ha apuntado Marín, aunque ha subrayado que "como en otros momentos de la historia también se había dado, hay un cierto escepticismo". Y le ha dicho al ministro: "Nos hubiera gustado que su visita hubiera sido antes, pero bienvenida sea", tras comprometerse a dar todo el apoyo al Gobierno para que el proyecto salga adelante.

Por su parte, Teresa Jiménez, integrante de la plataforma L'Hospitalet Sense Vies, también se ha mostrado incrédula. "Como nos han anunciado tantas veces el proyecto este ya lo vemos como un anuncio más", ha afirmado, y ha añadido: "Hay una buena actitud pero yo no digo nada hasta que no vea que se empieza".

El grupo municipal de ERC ha sido más rotundo y ha optado por no asistir al acto de presentación del proyecto, que ha calificado de "propaganda" a través de un comunicado.

Y también se ha pronunciado acerca del plan dado a conocer por De la Serna el expresidente de la Generalitat cesado, Carles Puigdemont, que a través de Twitter ha respondido al ministro que "ejercer el poder despóticamente con una política de prometo y prometeré del siglo XIX ya no cuela". "Como mínimo en Catalunya", ha agregado, y ha citado diversos casos de incumplimientos por parte del Gobierno.

De la Serna ha aprovechado su visita a L’Hospitalet, que ha hecho tras viajar en AVE de Madrid a Barcelona con motivo del décimo aniversario del tren de alta velocidad, para informar, por otro lado, de que en marzo empezarán en el municipio las obras de remodelación de la estación de Bellvitge con el objetivo de tener terminados en un plazo de entre seis y ocho meses los trabajos, que costarán 5,2 millones de euros. De forma paralela, se tramitará la licitación para instalar el ascensor que Consistorio y vecinos hace años que reclaman y que podría entrar en funcionamiento a lo largo de 2019.

Las actuaciones presentadas en L’Hospitalet se suman a otras en materia de infraestructuras que Fomento ha dado a conocer en los últimos meses, como los soterramientos ferroviarios en Sant Feliu de Llobregat y Montcada i Reixac, la terminal satélite del aeropuerto de El Prat y su nuevo plan director, la reanudación de las obras de la estación de la Sagrera en Barcelona o el AVE de bajo coste que irá del Prat a Madrid.

Reordenación de las vías de Sants

De la Serna ha anunciado que el proyecto para reordenar las vías de Sants empezará el mes que viene. Este permitirá "aumentar la funcionalidad y la capacidad" de la estación y dar más fluidez al servicio de Rodalies del área metropolitana de Barcelona.

Camiones en la N-340

El ministro, por otro lado, durante su visita a Catalunya se ha reunido con los alcaldes del conocido como Pacte de Berà y se ha comprometido a acelerar al máximo los trámites para desviar los camiones de la N-340 a la AP-7. Sin embargo, no ha concretado una fecha para retirar los vehículos pesados de esta carretera nacional.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.