Una mujer trabajadora
Una mujer trabajadora, en una imagen de archivo. GTRES

La brecha salarial en España se sitúa en el 22,86%, por lo que más de 7 millones de mujeres cobran casi 6.000 euros de media menos al año que los hombres y por lo que las empresas se ahorran un total de 42.000 millones de euros anuales, según se desprende de un estudio realizado por UGT.

Esta desigualdad de salarios entre hombres y mujeres hace que las mujeres tengan menores salarios, lo que se traduce en menores cotizaciones a la Seguridad Social y en más desigualdades y pobreza en general, ya que la brecha de género, según el sindicato, "acaba repercutiendo a toda la sociedad y a la propia economía del país".

Para la organización que lidera Pepe Álvarez "no hay justificación para que un trabajo de igual valor no se remunere de igual manera para hombres y mujeres".

Piden una ley de igualdad salarial

Así, ha insistido en la necesidad de que se ponga en marcha ya una ley de igualdad salarial que incluya el concepto de trabajo de igual valor y recoja sanciones "ejemplarizantes" para que la igualdad salarial "sea un hecho".

También apuesta por que las sanciones sean de idéntica cuantía a la que los empresarios dejaron de pagar a las mujeres y por que se beneficie a las trabajadoras por las cuantías que han dejado de percibir por la brecha salarial.

El sindicato también ha hecho hincapié en que la brecha salarial se da en empleos con jornada a tiempo completo, pero sobre todo cuando la jornada es a tiempo parcial.

Los sectores en los que las mujeres están peor retribuidas son actividades administrativas y de servicios auxiliares, otros servicios y actividades profesionales, científicas y técnicas.

Además, la diferencia también es más acusada en las mujeres de mayor edad, ya que la mayor brecha se da en las mujeres que siguen trabajando superados los 65 años. De hecho, en este caso, cobran casi un 50% menos de lo que cobran los hombres.